martes 07.04.2020
Fútbol | Segunda División B

Victoria ramplona y balón de regalo

Cultural 1 Unionistas 0. Un gol de Sergio Marcos con la colaboración del portero rival sirve para aparcar la crisis de resultados, que no de juego, y mantiene al equipo de Aira en play off
Julen Castañeda se va del jugador del Unionistas, el exculturalista Javi Navas, con un balón de más lanzado desde la grada. FERNANDO OTERO
Julen Castañeda se va del jugador del Unionistas, el exculturalista Javi Navas, con un balón de más lanzado desde la grada. FERNANDO OTERO

Un gol de Sergio Marcos en la primera parte decanta una victoria mínima a favor de la Cultural (1-0), que así mantiene tres puntos de ventaja en la zona play off, ocupando la tercera posición. Un equipo leonés ramplón y plano que no fue capaz de asegurar el partido en los segundos cuarenta y cinco minutos. Los últimos instantes del encuentro fueron temidos por los hinchas culturalistas ante un posible empate forastero en cualquier acción desafortunada del juego, porque la capacidad del rival, el Unionistas, nunca manifestó la contundencia necesaria para tumbar la portería de Leandro Montagud. Lo mejor para el conjunto de Aira fueron los tres puntos que suma en su casillero particular para mantenerse en zona de play off como tercero del Grupo II de la Segunda División B y seguir con esa ventaja sobre los filiales del Real Valladolid y Real Sociedad, clasificados como cuarto y quinto de la tabla, respectivamente.

La Cultural consiguió derrotar al Unionistas, uno de los rivales más débiles que han pasado por el Reino de León, y sumar tres puntos muy necesarios para que el equipo leonés se mantenga en zona de play off, aparque la crisis de resultados, que no de juego, y mantenga enganchada a una afición que ya castigó a Aira y los suyos con algunos pitidos a la conclusión del partido por la pobre imagen mostrada sobre el césped. Los culturalistas venían de perder en Burgos, el tercero consecutivo, en uno de los peores partidos en mucho tiempo y es cierto que el hecho de ganar al Unionistas fue un alivio para la plantilla, para el cuerpo técnico y para una afición que comienza a no comulgar con Aira.

El juego local no mejora
Se volvió a ver a una Cultural previsible, sin ideas en ataque y con una circulación de balón lenta

El problema volvió a ser que el juego del equipo no fue para nada bueno, pese a la victoria. El equipo siguió contagiado por la catástrofe de El Plantío y nuevamente se volvió a ver a una Cultural previsible, sin ideas en ataque, con una circulación de balón lenta y con problemas atrás, que de no ser por la candidez de la delantera charra, podría haber alargado la crisis, pese a volver a anotar un gol tras cuatrocientos minutos sin marcar. Es más ningún delantero lo ha hecho todavía en ese periodo de tiempo, porque el balonazo de Sergio Marcos encontró con la colaboración del guardameta visitante Mario Fernández.

Si se analiza el gol y las jugadas de peligro, todo se reduce a la calidad individual. Sergio Marcos se inventó un remate desde lejos para marcar el gol. En el segundo tiempo, las únicas jugadas de peligro nacieron de acciones individuales de Dioni, al que el árbitro birló un claro penalti, o del último fichaje Héctor Hernández, que demostró peligro pero también se empeñó en disparar una y otra vez al muñeco.

Asoman los pitos
Ni rastro del juego colectivo que debe caracterizar a un equipo que aspira al ascenso

Pero ni rastro del juego colectivo que debe caracterizar a un equipo que quiere aspirar a meterse en un play off cada vez más caro por la pobre imagen desplegada y después ascender.

Lo peor de todo es que, pasado el partido, salga José Manuel Aira en rueda de prensa a decir que, en líneas generales, el equipo jugó bien. Con esta falta de autocrítica, el equipo visita al Guijuelo el domingo.

Pese a la victoria, hay que empezar a cambiar muchas cosas en el equipo si se pretenden cosechar éxitos. Y no es una afirmación tribunera o que se pueda pensar en caliente por lo visto en las últimas semanas. Es una certeza, puro realismo. Si el equipo no empieza a tener una mínima idea de a lo que se quiere jugar o de cómo hacerlo, se va a sufrir mucho en partidos importantes.

Victoria ramplona y balón de regalo
Comentarios