viernes 30/10/20
EL FUTURO ESPAÑOL EN LA F-1

Vidales: «Deseo llegar a la F-1, pero ahora me centro en ser el mejor en el karting»

Un talento con sello leonés. Con 15 años el leonés David Vidales se ha convertido en uno de los referentes del karting mundial. En dos años acumula otros tantos subcampeonatos y el reconocimiento de rivales y referentes de la F-1 como Fernando Alonso. Sueña con poder llegar a lo más alto en unos años. Para ello trabaja este leonés que suma año tras año argumentos para ello. Y también éxitos al alcance de los elegidos..
David Vidales en la redacción de Diario de León, viendo una de las fotos que resumieron su carrera en Dubái. MARCIANO.

MIGUEL ÁNGEL TRANCA | LeÓN

Tiene en sus vitrinas dos subcampeonatos del mundo. Son parte de un bagaje que con 15 años está sólo al alcance de los elegidos. Y David Vidales lo es. Su meta es llegar a la Fórmula 1, algo que por calidad tiene cada vez más cerca. Y además con el ADN leonés, una tierra de la que a pesar de la distancia no se olvida. Y a la que agradece el seguimiento que hace de sus éxitos.

Para Vidales, que ayer visitó la redacción de Diario de León, el 2017 ha sido un año muy bueno. Eso sí, no se puede catalogar del mejor ya que con su edad aún tiene posibilidades para firmar mucho mejores. «No puedo quejarme de este año. Ha sido bastante bueno, con sus altos y bajos que hay que afrontar para hacerte más fuerte y crecer. No puedo quejarme pero tampoco me quedo ahí. Ser líder del Europeo durante buena parte del campeonato, lograr el segundo puesto en el Mundial de OK repitiendo lo conseguido en la categoría júnior un año antes y poder estar al lado, disfrutar y aprender con Fernando Alonso en la Copa de Naciones de Dubái han sido momentos que han supuesto mucho para mí. También el poder hacer grandes cosas en la WSK de Italia. Todo me ha hecho mejorar aunque ahora ya hay que pensar en lo que viene».

Y en ese futuro para Vidales se presenta un reto incluso más relevante que el que en este 2017 conllevó dar el salto de la categoría júnior a la reina del karting. Nada menos que doblar en el Mundial repitiendo en la OK y debutando en la ‘top’ de marchas, la KZ. «Va a ser un 2018 con muchos alicientes y dos objetivos claros, brillar en ambas categorías y pujar por el cetro de campeón del mundo. No va a ser fácil pero confío en mis posibilidades. Y también el equipo Tony Kart. Ellos han sido los que han tomado la decisión de que doble en dos categorías diferentes. Creen que puedo hacer cosas importantes y voy a luchar porque esa ilusión que han depositado en mí tenga la merecida recompensa».

Para Vidales ese es un paso más hacia su sueño, poder sentarse en un Fórmula 1. «Para mí poder pilotar en Fórmula 1 sería la meta soñada. Pero aún queda tiempo y camino por recorrer. Es cierto que voy dando pasos y que cada año estoy más cerca. Soñar no es malo pero lo importante es pensar en el día a día, en hacerlo bien y en aprender».

En ese aprendizaje el 2017 ha sido un año importante para este leonés que hace tres años y medio hacía las maletas junto a sus padres y hermana para trasladarse a Italia. Allí, en la meca del karting y con dos títulos de campeón de España a sus espaldas, encontró el mejor escenario posible para con su talento ir abriendo las puertas del exigente mundo del karting, cuna de grandes campeones como Alonso, Verstappen, Ricciardo, Vettel y Schumacher. «No tenía otra opción. Italia es el mejor campeonato posible para formarte. Es como el CEV de las motos en España. Sabía que si me quedaba en España las posibilidades de poder progresar serían bastante menores. Por eso mis padres decidieron que la mejor opción era Italia. Y el tiempo nos está dando la razón», apunta David que tampoco se olvida, más bien lo tiene siempre presente en su memoria, de los duros inicios, los sacrificios que tanto él como su familia han tenido que hacer para llegar a donde está ahora. «Me acuerdo de como empecé. Fue un día de lluvia que mi padre me llevó a un karting indoor. La experiencia me gustó mucho. Y de ahí hasta ahora. En aquel momento tenía cinco años y ya han pasado diez. Tampoco me olvido de los años viajando en caravana con mi padre de mecánico. Son experiencias que te marcan y que te dicen lo que cuesta lograr las cosas. Pero también te ponen en tu sitio. Te dicen que nada es fácil y que para ganarte las cosas hay que esforzarte y trabajar».

Ese esfuerzo tiene para Vidales una metodología que le ha hecho crecer en todos los sentidos. «Para mí el entrenamiento no es un sacrificio. Prefiero salir a las siete de la mañana a entrenar que quedarme en casa o salir de fiesta hasta las tantas. Hay que luchar por lo que crees y no anteponer cosas superfluas que hagan desviarte de tu camino».

Ese esfuerzo conlleva para el doble subcampeón del mundo compaginar estudios con el karting. «No resulta sencillo pero tengo tiempo para las dos cosas. Para estudiar saco tiempo de los viajes, de lo que me dejan las carreras y también me ayudan los compañeros pasándome los apuntes y el centro donde estudio con unos profesores que intentan cuadrar los exámenes para que pueda hacerlos. Para mí el karting es maravilloso pero más los estudios. Esos son mi prioridad y hasta ahora las cosas me van bastante bien».

Hace un año lograba hasta ese momento su éxito más importante con el subcampeonato del mundo en la categoría Júnior. En este ha vuelto a subir al segundo peldaño del podio, precisamente en una categoría a la que llegaba para aprender pero en la que ha demostrado que ya es todo un referente. «No es que no me esperara estos resultados que he tenido pero sí pensaba que debía ir paso a paso. Lógicamente por eso en las primeras carreras no esperas que vayas a ganar sino aprender lo máximo. A partir de ahí los objetivos han ido creciendo hasta plantearme ser campeón del mundo. Para mí el segundo puesto me sabe a triunfo porque me salió una gran carrera».

El hecho de enfrentarse a rivales incluso hasta diez años mayores no le preocupaba. Ni tampoco lo hará en el futuro. «Ellos tienen más experiencia y te hacen las cosas más difíciles. Pero de eso se aprende y para mí ha resultado una experiencia muy positiva».

También el poder pilotar junto a Fernando Alonso en su última carrera del año, la Copa de las Naciones en Dubái. «Que Alonso, el piloto con más talento y para mí uno de los grandes de la F-1 se fije en tí es para estar orgulloso. En esos días he aprendido mucho de él». Ahora, sus miradas ya están puestas en la que será su nueva temporada en la élite donde además de la OK debutará en la categoría KZ, «una categoría que va a ser muy diferente pero que me ilusiona». Antes pasará unos días en su casa, en León, una ciudad que ya vibra y disfruta de sus éxitos. «A ellos se los dedico. Y así haré con los que lleguen», apostilla.

David Vidales, en el centro, junto a los trabajadores de Diario de León en la visita que hizo al decano de la prensa leonesa para brindar por sus éxitos. MARCIANO PÉREZ.
Vidales con su abuelo y el redactor Miguel Ángel Tranca. MARCIANO
El piloto leonés, de 15 años, se ha convertido en el referente del futuro español en la F-1. MARCIANO

Vidales: «Deseo llegar a la F-1, pero ahora me centro en ser el mejor en el karting»
Comentarios