miércoles 21.08.2019
FIN A UNA PESADILLA

Villacorta y sus 'lions' quedan limpios

Villacorta y sus 'lions' quedan limpios

Villacorta pide “que nadie tenga pasar esto” tras el archivo de la causa que le implicó en una operación contra el tráfico de estupefacientes
 
El entrenador de atletismo siempre defendió su inocencia tras ser detenido y declarar ante la Policía Nacional en abril

"Para nosotros concluye una causa que se convirtió en pesadilla" asegura el entrenador leonés tras archivar el juez por falta de pruebas e indicios la causa contra él y dos de sus atletas, Arce y Martos, a los que se les abrió un procedimiento hace ocho meses por una denuncia anónima

José Enrique Villacorta y dos de sus atletas, Sebas Martos y Dani Arce, pusieron ayer punto y final a una pesadilla que para todos ellos, sus familias y compañeros en los 'lions' duraba desde hace ocho meses cuando tras una denuncia anónima se les abría una causa por tráfico de sustancias dopantes de la que, tras el auto del juez del 19 de noviembre quedaban absueltos.

Villacorta compareció hoy junto a gran parte de sus atletas ante los medios de comunicación leoneses para reclamar “que nadie tenga que volver a pasar todo lo que hemos vivido a largo de estos meses”. 

Hace casi ocho meses, recordó, “se vertían sobre mí y sobre algunos de mis atletas acusaciones muy graves, de las cuales desconocíamos su procedencia, por todo ello, se abrió un proceso legal durísimo sobre nosotros, en el cual ha habido interrogatorios, registros en domicilios, pruebas periciales médicas, escuchas, analíticas, así como la revisión de los datos médicos de los últimos diez años, declaraciones en el juzgado....y un sinfín de minuciosos datos de todo tipo”, recordó.

Casi 2.000 folios recogen esas actuaciones que finalizan con un auto que decreta el sobreseimiento de la causa y el archivo de las actuaciones. “Se convirtió en una pesadilla difícil de creer. Una pesadilla que ha hecho mella en cada uno de nosotros y que deja una cicatriz personal, pero sobre todo una pregunta en nuestra cabeza ¿y ahora, quién limpia nuestra imagen?”, cuestionó.

“Quizá lo que queremos es que no sea tan fácil dañar a un grupo de personas que lo único que buscan es continuar creciendo como deportistas y como personas, a pesar del daño irreparable. Perseguimos la ilusión por un deporte limpio, y con la honradez de todos aquellos que lo rodean y disfrutan de él”,reclamó antes de dar las gracias a quienes han mostrado “su apoyo incondicional y desde el primer momento creyeron en nosotros sin un ápice de duda”, porque, dijo, les dieron la fuerza necesaria para continuar.
 
 

Villacorta y sus 'lions' quedan limpios