jueves. 02.02.2023

Además de los 42.000 euros que la Cultural ya ha tirado a la basura por la contratación de Stallone, Karim, Cyril y Kabongo, los cuatro futbolistas belgas representados por Michel Zicos tampoco tenían que pagar una renta por la vivienda en la que habitaron desde su llegada al club leonés, porque así se contemplaba en sus respectivos contratos.

Según el club, los jugadores vivían en pisos que eran propiedad de los directivos de la sociedad deportiva.

Las condiciones para los jugadores eran excelentes en relación con la categoría en la que militan, la Tercera División.

La nula aportación deportiva de los futbolistas belgas al equipo culturalista provocó en primer lugar la fuga de Karim Ben Liou, que no regresó a León tras un permiso de la entidad leonesa para viajar a su país con motivo de una enfermedad de su madre, según esgrimió el propio centrocampista, definido por el club como el Xavi Hernández belga.

A continuación se produjo la baja de Cyril, sólo cuatro meses después de su llegada. Se fue tras aducir una grave enfermedad de su padre, según anunció la sociedad deportiva.

Stallone fue despedido por la Cultural el día 21 de enero tras llegar con veinte días de retraso a los entrenamientos del equipo.

Al día siguiente Kabongo causó baja debido a su nula aportación al equipo. Luis Cembranos nunca llegó a convocarle para la disputa de alguno de los 21 encuentros que se llevan disputados del campeonato de Liga.

La vivienda de los futbolistas corría por cuenta de la sociedad
Comentarios