martes. 31.01.2023
RAIDS. DAKAR 2013

Vorágine tras el descanso

Peterhansel y Al-Attiyah se juegan el liderato en la segunda semana. En motos Casteu tiene como amenaza a Després y Chaleco López.
Peterhansel sólo tiene a Al-Attiyah como rival en coches.

La segunda semana del Dakar arranca hoy con la categoría de coches convertida en un duelo entre el francés Stephane Peterhansel y el catarí Nasser Al-Attiyah, mientras que la de motos está completamente abierta, algo inédito en los últimos años.

Han pasado ya ocho días de competición. En este periodo, la caravana del Dakar ha surcado las dunas del sur de Perú, ha navegado por el árido desierto de Atacama y ha cabalgado por la sierra del noroeste de Argentina. Estos días han bastado para que la prueba de coches nomine a sus dos candidatos a la gloria. Los elegidos son Peterhansel y Al-Attiyah. Sólo un giro inesperado evitaría que uno de estos pilotos se lleve el triunfo final. La superioridad sobre sus contrincantes es manifiesta.

Peterhansel (Mini) lidera el rally con una ventaja de 3 minutos y 14 segundos sobre el catarí. ‘Monsieur Dakar’ ha mostrado hasta ahora la fiabilidad de un reloj suizo. Al frente tiene a Nasser Al-Attiyha, probablemente el piloto más rápido de todo el Dakar. Este año, sin embargo, ha dejado de lado los riesgos y la agresividad al volante y se ha propuesto cuidar el nuevo Buggy y esperar la ocasión propicia para asestar el golpe que le permita adelantar a Peterhansel.

El resto de pilotos están a años luz de los dos primeros. El sudafricano De Villiers (Toyota), a casi tres cuartos de hora del líder, lucha por el tercer cajón del podio con el ruso Novitskiy (Mini). También está lejos el español Nani Roma (Mini), séptimo a más de una hora y media del liderato. El catalán pagó muy caros algunos errores de navegación y encallar en una duna en la sexta etapa.

Si la prueba de coches deja entrever por dónde pueden ir los tiros, la de motos es otra historia. La ausencia por lesión de Coma hacía pensar que Després (KTM) tenía vía libre para conseguir su quinto Dakar. Pero el galo ha realizado un rally más gris de lo que es habitual. No ha ganado ni una etapa y ocupa el quinto puesto a más de 24 minutos de Casteu (Yamaha). Tercero asoma Chaleco López (KTM). En este grupo debería estar Barreda (Husqvarna), un piloto llamado a ser un hombre destacado en el Dakar en los próximos años aunque en el actual los problemas mecánicos le han impedido pujar por la gloria.

Vorágine tras el descanso
Comentarios