sábado 25.01.2020
Susana Vergara Pedreira

Arte que se hincha

Aire, imaginación y globos. La materia prima con la que Eduardo Lazo crea. Arte en aire que se deshincha. Mucho más que las típicas florecillas o el perrito con lazos. Es una disciplina en Asia y una industria en Estados Unidos. Él es pionero en León. Hace globoflexia, como los grandes maestros mundiales. Y crea estructuras efímeras trenzando materiales, cuerdas, telas y lazos entre los hinchables de decenas de colores. Para la bbc (bodas, bautizos y comuniones) y para los publicistas más atrevidos. Es Más que Globos.
Arte que se hincha

Iba para profesor de Geografía pero la crisis le ha brindado una oportunidad. Así es como Eduardo Lazo Láiz ha cambiado el rumbo de su vida. En realidad, quizá ha seguido la llamada de la infancia. Siempre le fascinó la plastilina, la papiroflexia y los globos. Su madre hace maravillas con las manualidades y, como dice él, su hermana tiene un don para la pintura.

Asi que Lazo se dedica ahora a lo que le gusta de verdad: a hinchar globos y hacer arte con ellos.

Este licenciado en Geografía por la Universidad de Oviedo y Máster en Educación por la de León ha seguido estudiando. Ahora va a clases para modelar globos y construir con ellos. Y también investiga, la mejor manera de trabajar con la resina vegetal de colores, la materia de la que están hechos sus sueños. Y los globos, claro.

Será que a Eduardo Lazo siempre le ha gustado estar por la nubes. Durante años se ha dedicado al baloncesto. En el Agustinos de León, en el Caja San Fernando de Sevilla, en el Oviedo Baloncesto y Universidad de Oviedo luego y, después, la lesión. Así que esto de la prensa no le pilla de nuevas.

El arte de Eduardo Lazo se encuentra en Más que globos León ([email protected], 629 965 691 y en Facebook). No es tan efímero como parece. Sus creaciones pueden mantenerse en alto un mes al menos. Y duran para siempre en la retina.

Además de cumpleaños y comuniones, su especialidad son las bodas. Decoraciones artísticas que combinan globos blancos con ocres y arena. Una sutileza.

Ha probado también con la publicidad. En Navidades, hizo una campaña para Asesores de Salud de León. El logotipo de la empresa transformado en una gran figura de látex hinchable. Una manzana corriendo de más de dos metros con la que la gente se hacía fotos. Un éxito, dice con un cierto orgullo.

Es alumno online del gran Nao Osaka, un ilusionista de globos japonés que está considerado el número 1 del mundo en este arte. Su especialidad, la globoflexia. Es lo que más apasiona también a Lazo. Después de Osaka, el maestro de maestros, este joven leonés de 27 años sigue a los grandes de Estados Unidos y de toda Asia, donde es más que una pasión.

Lazo quiere hacer de la globoflexia y la decoración con globos su trabajo. Lo que empezó casi como un juego se ha convertido en una posibilidad. En su primer año como parado, hace uno, se dedicó a hacer algunos ensayos. Y fue mejorando. Arcos, columnas, centros de mesa, motivos de corazones, figuras de todo tipo... Trabaja con globos de 70 colores, desde el vino tinto para hacer construcciones al dorado, blancos y arenas para las bodas, amarillo girasol, melocotón o limón, decenas de azules desde el color mar al hortensia, marfiles, platas, verdes hierba o musgo, decenas de matices para crear ilusiones. Y además de los clásicos, los conocidos como colores sólidos, tiene metalizados, neón, en tonos pastel... todo lo imaginable.

Eduardo Lazo llega al escenario elegido con sus herramientas de trabajo: globos, un hinchable y mucha imaginación. Le gusta construir sus decorados el mismo día, para que estén frescos, dice. Hincharlos allí mismo. Y, si es necesario, inyectar helio. Lo demás lo pone la inspiración. Y el talento de este hinchador de globos que hace arte con el aire.

Arte que se hincha
Comentarios