domingo 25/7/21
¡Qué vistas!

Bierzo a vista de pájaro

Entre el suelo y el cielo están los miradores, los guardianes del paisaje. Lugares en altura que ofrecen vistas espectaculares en cualquiera de los cuatro puntos cardinales de la comarca y permiten contemplar la magnitud de una tierra sobrada de atractivo
El mirador de La Corza, en el límite entre el Alto Sil y Asturias. SANTI  LEONARDO (SLR8_PHOTOGRAPHY)

Con la erupción del volcán Fagradalsfjall (Islandia) todavía caliente en sus retinas y en la memoria de su cámara, Santi Leonardo (Slr8_photograpy) no esconde la predilección por su tierra y lo demuestra en cada una de sus fotografías. Sabe sacarle partido al Bierzo y busca las noches o los lugares en altura para capturar la esencia de una comarca que, como él mismo reconoce, nunca le deja de sorprender. En cada uno de sus puntos cardinales hay un momento que inmortalizar y un lugar que lo pone fácil. Los miradores son buenos aliados para los amantes de la fotografía y en una tierra de abundancia paisajística, lo que sobran son zonas en altura desde las que mirar, observar y admirar. Solo hay que abrir los ojos.

¿Quién no ha visto alguna vez una idílica imagen de Las Médulas tomada desde el mirador de Orellán? La antigua mina de oro romana es la modelo que todos quieren retratar en su paso por el Bierzo, pero cabe preguntarse si su belleza sería la misma sin un lugar privilegiado desde el que poder enfocar.

El mirador de La Portillas, entre Librán y Pardamaza. SANTI LEONARDO (SLR8_PHOTOGRAPHY)

El de Orellán es, sin duda, el mirador berciano con más huellas; pero hay tantos que son incontables. Algunos están perdidos a la vista de la multitud. Otros tienen más fama de la que merecen. Los hay infravalorados y también están los que se han puesto de moda entre los ‘instagramers’ y plagan la redes sociales. El de Cornatel, donde hay quien dice que está el banco más bonito del Bierzo; el más urbano de Lombillo de los Barrios y el de la Peña de Congosto, desde donde se aprecia como en ningún otro lado la magnitud del embalse de Bárcena. Estos tres se pueden englobar en el grupo de los balcones con más fama.

El mirador de la Peña de Congosto, con el embalse de Bárcena a sus pies. SANTI  LEONARDO (SLR8_PHOTOGRAPHY)

Pero si hay un mirador que permite contemplar el Bierzo en todo su esplendor ese es el de Balouta (Sierra de Ancares). No muy lejos del pueblo que conserva el mayor número de pallozas de la comarca, hay un balcón que ofrece una vista de pájaro del valle espectacular en cualquier momento del día. Brutal cuando el sol inicia la retirada para dar paso a una noche que Santi Leonardo también ha retratado desde las alturas. Sin tocar el cielo pero casi, en una especie de baile con las estrellas. En un alto entre Librán y Pardamaza, en el llamado mirador de La Portillas, donde la nula contaminación lumínica permite mirar cara a cara al cielo. Ahí, hay otro lugar fascinante que brinda a quien abre los ojos una escena digna de ver y a quien sabe enfocar el objetivo de la cámara, una buena oportunidad para jugar con las star trails o, lo que es lo mismo, el rastro que dejan las estrellas.

Tal vez el mirador de la Corza, en el límite entre el Alto Sil y Asturias, sea uno de los menos conocidos pero, desde luego, eso no influye en su grandiosidad. Ofrece una de las mejores panorámicas del valle de Degaña. Una extensión montañosa plagada de árboles autóctonos.

El mirador de Balouta, en Ancares. SANTI  LEONARDO (SLR8_PHOTOGRAPHY)

El mirador de La Gualta, enmarcado de la ruta de la Fuentes Medicinales de Noceda del Bierzo. El mirador de Corullón, en el corazón agrícola de la comarca. El mirador de las Pedrices, que ofrece otra visión del paraje Patrimonio de la Humanidad de Las Médulas diferente a la de Orellán. El balcón que Santo Tomás de las Ollas abre a Ponferrada, enmarcada en flores cuando huele a primavera. El mirador de Santalla, desde donde contemplar las Barrancas. El mirador de San Mamed, en Espinoso de Compludo. Todos ellos son solo algunos ejemplos de la grandilocuencia de una comarca que tiene mucho que ver y desde donde hacerlo.

Bierzo a vista de pájaro
Comentarios