lunes. 30.01.2023

Algadefe ya está de fiesta. Se acerca San Antón y esta localidad ya está preparada para vivir una de sus celebraciones más tradicionales y arraigadas entre los vecinos. Aunque los actos religiosos son el núcleo la fiesta, y los únicos que pudieron llevarse a cabo el año pasado por culpa de los últimos coletazos de la pandemia, esta edición no faltará la música para animar cada velada.

Así, la actividad arranca esta mima noche con una verbena con discoteca móvil. Mañana sábado será la orquesta Expresión quien anime a mover el esqueleto. El domingo habrá misa y baile vermouth con DJ Iván Arrimada. El lunes será la misa de vísperas de la cofradía de San Antón y, por la noche, discoteca móvil.

Parada especial merece el martes, 17 de enero, festividad de San Antonio Abad. A las 13.00 horas dará comienzo la procesión y misa en honor al patrón. Y al terminar, a las mismas puertas de la iglesia, como es tradición, uno de los eventos más populares: la subasta de tartas y viandas del gocho, que a la voz de ‘¿alguien da más?’ volverá a reunir a decenas de vecinos y visitantes. Por la noche, el trío Media Noche amenizará la verbena.

Las fiestas tocarán a su fin el miércoles con una misa de difuntos.

Este año ejerce de mayordomo de la cofradía de San Antón Julián Chamorro Merino, un asiduo y fervoroso de esta fiesta.

Además también se presentará la imagen del santo tras su restauración que fue sufragada a medias entre el Ayuntamiento y la cofradía de San Antonio, siendo mayordomo Ignacio Fuertes Rodríguez, según informó el alcalde, Ubaldo Freire.

En concreto, se llevó a cabo una actuación respetando la policromía original de la talla y descartando la capa de pintura añadida en una intervención anterior. Se trata de una imagen que data del siglo XVIII. 

La de San Antón es una talla venerada por los vecinos de Algadefe «desde siempre». Hay que destacar que cada año aumenta la afluencia de personas a esta fiesta y al acto de la subasta de tartas en concreto, así como el precio de las pujas de las mismas. Incluso hasta de la capital leonesa ofrecen dulces para la subasta porque es considerado un santo milagrero.

Según explica el alcalde, esta fiesta tradicional se ha ido potenciando en los últimos años «gracias a la actitud constructiva de los últimos mayordomos y del Ayuntamiento». Este año se recuperan los bailes leoneses antes y durante la procesión como un guiño al grupo de paloteo que en su día existió en la localidad.

La localidad de Algadefe está ubicada al sur de la provincia de León, a orillas del río Esla. En la actualidad su economía está basada en la agricultura y, muy especialmente, en la ganadería con una muy importante cabaña de vacuno y ovino de leche.

Pero el pueblo cuenta con un pasado milenario. Dicen que su nombre procede del topónimo árabe Al-Qaddaf, que significa ‘a orillas’. Ya en castellano, en un principio se denominó Alcadef, que con el paso del tiempo fue derivando en Algadefe. Se cree que sus primeros pobladores se asentaron en sus tierras en el 3.256 antes de Cristo, siendo pastores nómadas que poblaban los tesos que rodean la localidad. Restos arqueológicos encontrados confirman poblamientos en la Edad del Bronce en el Teso de la Mora, donde hubo un asentamiento celta en la Edad del Hierro. En tiempos de la Reconquista, Algadefe gozó de una etapa influyente y conservó su nombre árabe. En el 904 ya existía un monasterio benedictino dedicado a San Martín. Y así ha ido llevando el paso del tiempo hasta llegar a nuestros días.

Hoy este pueblo continúa manteniendo las tradiciones arraigadas en el mundo rural, que dan una seña de identidad a sus vecinos, fervientes defensores de un pasado que están convencidos de que deben mantener.

De viaje a Algadefe
Comentarios