lunes 16/5/22
DL
DL

El Burgo Ranero es un municipio conformado por las localidades del propio El Burgo Ranero, Calzadilla de los Herrmanillos, Las Grañeras y Villamuñío. Es un municipio leonés del Camino de Santiago, cuyo recorrido mantiene la estructura típica jacobea, por donde han pasado miles de peregrinos.

Late siempre la referencia a Doménico Laffi, un peregrino del siglo XVII, que otorga su nombre a un albergue —edificado en 1990— que el Ayuntamiento de El Burgo Ranero ofrece a los caminantes.

Dejando atrás Sahagún, a cuatro kilómetros se llega a Calzada del Coto. Es en esta localidad donde el Camino de Santiago se bifurca y ofrece dos alternativas para el caminante.

El primero de los caminos es el llamado y conocido como Camino Francés, que se trata de un trazado completamente señalizado, con una extensa arboleda en su margen izquierda. Paralela a la autovía, entre campos de cereales y rebaños de ovejas, atraviesa Bercianos del Real Camino, disponiendo de varias áreas de descanso donde poder reposar antes de llegar a El Burgo Ranero, población en la que se pueden encontrar todos los servicios que se precisan para cubrir las necesidades del caminante, y por ende del visitante.

La segunda ruta del Camino de Santiago es la denominada Calzada de Peregrinos, más al norte. Se toma atravesando la población de Calzada del Coto, y discurre por una antigua calzada romana. Enseguida se adentra en la Dehesa de Valdelocajos, presidida por su caserío, verdaderamente uno de los parajes más bellos y hermosos del Camino de Santiago. Es aquí donde Doménico Laffi, en uno de sus viajes, se encuentra a unos lobos despedazando el cuerpo de un peregrino. Un kilómetro después se encuentra una zona de descanso con mucha arboleda, refugio y fuente natural, y algunos kilómetros más allá, por la popularmente conocida como Vía Trajana, se llega a Calzadilla de los Hermanillos, un lugar de arraigada y clásica tradición jacobea, que también cuenta con albergue, bares, tienda de comestibles y los servicios necesarios para el caminante. Aquí en Calzadilla de los Hermanillos se puede visitar el Centro de Interpretación de las Calzadas Romanas, en el que se pueden contemplar distintos procesos de las construcciones de hace 2.000 años de la era romana. Además está la Fuente del Peregrino. En Calzadilla de los Hemanillos se puede visitar la Iglesia de San Bartolomé del siglo XVI y la Ermita de Nuestra Señora de los Dolores del siglo XV (antiguo hospital de peregrinos). Calzadilla de los Hermanillos es un claro ejemplo de la arquitectura tradicional de la zona, el barro y el adobe, junto a sus excelencias monumentales. A cuatro kilómetros existe la opción de pasar al Camino de Santiago Francés por El Burgo Ranero o continuar el itinerario sin más poblaciones hasta la localidad de Mansilla de las Mulas, donde se volverán a encontrar las dos rutas del Camino de Santiago.

El visitante y caminante que llegue a El Burgos Ranero tiene la posibilidad de pasar una excelente jornada por sus calles y detenerse a ver la Iglesia parroquial de San Pedro, un bellísimo templo donde destaca un retablo renacentista de la segunda mitad del siglo XVI. Una hermosa y espectacular talla románica que había en la iglesia se conserva en la actualidad en el Museo de la Catedral de León. También hay que destacar la Ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz.

También merece la pena destacar que de El Burgo son importantes personajes históricos. Así, el escultor y arquitecto Pedro del Burgo (siglo XV), abad del monasterio de San Benito de Sahagún, al que se debe la restauración de importantes monumentos como el monasterio de San Pedro de Cardeña.

Por todo lo expuesto, es de justicia afirmar que debería el caminante adentrarse en la piedra vieja de El Burgo Ranero y detenerse en su núcleo, declarado Conjunto Histórico en 1962. Un municipio leonés que no deja indiferente a nadie en cada una de sus direcciones, con el Camino como protagonista. Las Grañeras (Iglesia de San Juan Bautista, Ermita del Santo Cristo del Amparo, lagunas y humedales) y Villamuñío (Iglesia de la Asunción, Belén móvil de la familia Velasco, lagunas y humedales) son dos zonas que merecen también una visita por su gran vistosidad.

El Burgo Ranero
Comentarios