martes 26/10/21

El encanto del Órbigo

El puente de hierro entre Villanueva y Carrizo es todo un emblema de la zona. AYTO. CARRIZO

Tiene el Órbigo algo que engancha. Pueden ser sus verdes y frondosos paisajes, sus numerosos rincones que llenan de belleza las pupilas de quienes los disfrutan, sus muchos pueblos plagados de historias que contar o una mezcla de todo ello y mucho más. Este río, que tanto habla de la provincia leonesa, discurre por numerosas localidades. serpentea por una de las zonas más bonitas de León: la ribera del Órbigo. Bien es sabido que donde hay río hay vida y este rincón leonés da buena cuenta de ello. Un ejemplo de los que acogen su trazado es Carrizo de la Ribera. No es el único, pero sí que es uno de los núcleos de población más importantes. Aunque aquí la despoblación también se ha dejado sentir en los últimos años, bien es cierto que este municipio da cobijo a muchos vecinos que apuestan por una vida más tranquila que la de la ciudad pero sin renunciar a los servicios básicos -y no tan básicos- que hacen que el día a día aquí sea cómodo y agradable. Aquí hay prácticamente todo lo necesario para vivir sin tener que desplazarse.

Pero Carrizo es más que el Órbigo, a quien debe no solo el apellido. El patrimonio es otro de sus tesoros y de ahí que el monasterio de Santa María de Carrizo sea uno de los más venerados. Declarado Monumento Nacional en 1.974, comprende las cercas que lo rodean, el Arco de entrada, el Monasterio y la Iglesia monacal. Se trata de un Monasterio de Monjas Cistercienses en que ha acogido numerosas obras artísticas de gran renombre. Además, es una de las construcciones más bonitas y que más llaman la atención del municipio.

Es ésta tierra de lúpulo, un cultivo trascendental para la economía de la zona. Justamente ahora s la época de la recogida y opr muchos rincones se deja sentir el característico olor de este oro verde con el que se elabora la cerveza. Carros cargados de trepas que se dirigen a la peladora donde, tras pasar por un proceso ahora mecanizado, se remiten a la factoria de Villanueva de Carrizo, el último paso antes de comenzar de nuevo. Aquí la cerveza tiene un gran protagonismo y a ella se dedica la feria que suele tener lugar el último fin de semana de julio. Dar a conocer el cultivo del lúpulo y su impacto desde mediados del siglo pasado en la comarca del Órbigo es el objetivo de ‘Oro verde, la ruta guiada del lúpulo’, una iniciativa de carácter turístico impulsada por el Ayuntamiento de Carrizo de la Ribera y que se ha estrenado este verano.

El cultivo del lúpulo es el medio de vida de muchos habitantes de la zona. Aquí se le rinde tributo a este oro verde con el que se fabrica la cerveza, que también tiene su propia feria

Los montes y valles de Carrizo, La Milla o Villanueva, las eras de La Milla del Río o la presa cerrajera, además de la tradicional figura del Antruejo en carnaval son algunos de sus reclamos

Durante la época estival el municipio se llena de gente desde siempre. La oferta turística va aumentando en los últimos años y hace unos meses se estrenó unz zona específica para autocarvanas. Y es que su patrimonio natural es un interesante reclamo.

Otro de los emblemas de la zona es el puente de hierro que cruza el Órbigo desde Vllanueva a Carrizo. Esta infraestructura cenetenaria ha sido testigo de buena parte de la historia de esta ribera del Órbigo y , tras varias remodelaciones y puestras a punto, todo indica que seguirña siéndolo por muchos años más.


El monasterio de Santa María de Carrizo.


Los guirrios, una figura tradicional.

La ermita de la Virgen del Villar y la iglesia de San Jorge forman parte del patrimonio religioso de Carrizo. La primera es bien venerada allí y de ella toman el nombre de las fiestas que se celebran en el mes de junio. Resulta curioso conocer la historia de San Jorge y el dragón, que explica el pasado de un personaje vital en este rincón de la provincia.

Hay en el municipio de Carrizo numerosas tradiciones que han dejado su huella pese al paso del tiempo. No son pocos los restos romanos que quedan como vestigios de aquella época.

Los montes y valles de Carrizo, las eras de La Milla del Río, los montes y valles de La Milla y Villanueva o la presa cerrajera — Construida durante la dominación árabe para regar la margen izquierda del río Órbigo. Tiene su inicio en la localidad de Villanueva de Carrizo—, además de la tradicional figura del Antruejo en carnaval, son otros ejemplos de que aquí es mucho lo que hay que ver y disfrutar.

Conviene también tener en cuenta la amplia oferta de alojamientos y restaurantes por si de lo que se trata es de alargar un poco más la estancia. Bares, restauarntes y alojamientos diversos para disfrutar de la sabrosa gastronomía de la zona.


Feria de la cerveza y trepas de lúpulo. Su cultivo es uno de los motores económicos de la zona.


Arriba, una romería del Villar y, debajo,  un monumento al lúpulo.



Arriba, pescadores en el río Órbigo y sobre estas líneas una zona recién habilitada para autocaravanas. DL

El encanto del Órbigo
Comentarios