domingo. 05.02.2023
Restaurante Luna

Para grandes banquetes

Carretera de Caboalles.. El Luna está especializado en grandes eventos, bautizos, bodas, comuniones, convenciones y comidas de empresa, pero también tienen una interesante carta y unos menús del día muy recomendables. . z?. . POR marcelino cuevas.
Víctor Paniagua y su equipo en el Restaurante Luna, en la carretera de Caboalles.

Los amplios y luminosos salones del Restaurante Luna acogen una cocina clásica, completamente tradicional, tal y como se hacía en los grandes restaurantes de antaño. El cocinero es Víctor Paniagua, un profesional con muchos años ante los fogones, primero en el restaurante del Hotel París y después en el Luna. Es un profesional que no ha necesitado un largo periplo para llegar al éxito.

«Me gusta —dice— hacer la cocina de siempre, la que nunca falla. Para ello empleamos productos de calidad especial, que son la base de cualquier buena cocina. Los años que llevamos trabajando a tope nos indican que algo estamos haciendo bien. En el Luna los clientes repiten una y otra vez. Hay mucha gente que no quiere tener sorpresas a la hora de la comida, que busca la seguridad de las cosas bien hechas, de los guisos cocinados con cariño y con los ingredientes más escogidos y aquí intentamos ofrecérselo cada día».

Y como buen restaurante tradicional, el Luna tiene una amplísima carta, en la que cabe destacar su sección de platos para picar. Nuestra admiración para su pulpo al ajillo, con mucho ajo y unos cachelos espectaculares. También preparan el pulpo a la vinagreta, una especialidad que en los últimos tiempos está un tanto marginada y que bien hecha es magnífica. También son muy recomendables su lengua templada, las croquetas caseras, las mollejas guisadas, el delicado Pastel de puerros y gambas con salsa de nécoras, las setas a la plancha con queso de Valdeón y la parrillada de verduritas.

Es sorprendente la larga relación de platos de pescado, que en el Luna cuidan con especial cuidado. Reseñamos el rodaballo al cava con virutas de langostinos, la lubina a la espalda, el bacalao a la gallega, el congrio al ajo arriero, el cogote de merluza a la plancha o la lubina rellena de setas del que hemos disfrutado y que es un plato magnífico.

En carnes hay muchos apartados destacados. Su solomillo en salsa bordalesa es espectacular. Pero también se puede disfrutar de chuletillas de lechazo, el solomillo con salsa de setas y hongos, el san jacobo Luna o el entrecot en salsa roquefort.

Y vamos con los postres, que también son elaborados en la cocina de la casa. Es francamente delicioso su arroz con leche. Y su tradicional copa de nata con nueces, también la crema de limón, las natillas almendradas, el limón helado y su tarta casera de queso. Más allá de su extensa carta tiene en este restaurante una serie de especialidades que, entre otras, son zarzuela de pescados y mariscos, las vieiras rellenas y gratinadas, la parrillada de pescados y mariscos y la brocheta de rape y langostinos.

Su menú del día cuesta 10 euros y los fines de semana 13.

?

Cocina Bien

Servicio Bien

Decoración Bien

Bodega Muy bien

Puntuación (de 1 a 10) 8,7

Para grandes banquetes
Comentarios