domingo 6/12/20

Paraíso en pleno bierzo

El municipio de Sobrado revive durante la etapa estival gracias, en gran medida, a sus playas fluviales y a las rutas que recorren su impresionante patrimonio natural
l. de la mata
l. de la mata

El municipio de Sobrado es uno de los claros ejemplos que resumen el potencial turístico, cultural y natural que esconde el Bierzo. Un paraíso terrenal regado en este caso por los ríos Selmo y Sil que revive en verano gracias, en gran medida, a sus dos playas fluviales; la de Friera y la de Sobrado. Las dos están totalmente acondicionadas, dentro de un entorno único, aguas cristalinas y todos los servicios necesarios para que los visitantes encuentren aquello que andaban buscando. Restaurantes, comercios, bares, lugares donde hospedarse... La oferta es amplia y siempre de calidad. De arraigada tradición truchera, en Sobrado se comen las mejores truchas y anguilas del Bierzo y probablemente de toda la provincia. Basta con sentarse a orillas del Selmo y dejarse consentir por el sabor de un producto fresco e inigualable.

Los hay que después de comer gustan descansar un rato y en Sobrado pueden hacerlo o pueden también, si así lo prefieren, bajar paso a paso la comida en alguna de las rutas accesibles, como la Ruta del Oro (20 kilómetros), la Ruta de los Castaños o la Mirada Circular. No quedan lejos Las Médulas —visibles desde el espectacular mirador de Friera— por lo que un paseo por las antiguas minas de oro Patrimonio de la Humanidad también es una opción recomendable. Aunque si hay una vista que nadie debería perderse es la que ofrece el mirador de Portela. En todo el municipio sobresale su paisaje, de colores intensos y destaca también su arquitectura tradicional de piedra, pizarra y madera. Merece la pena entrar en el taller de cerámica de Sobrado y reponer fuerzas con una buena bebida en el bar de Cabarcos.

Al margen del turismo, uno de los principales motores económicos de la zona es el cultivo de castañas, de la que viven gran parte de los habitantes de este municipio Sobrado, Friera, Cancela, La Ribera de Cabeza de Campo, Portela de Aguiar, Sobredo, Requejo, Cabarcos, Santo Tirso de Cabarcos y Aguiar.

Paraíso en pleno bierzo
Comentarios