lunes 25.05.2020

Dos rutas para el verano: el Valle del Silencio y el Bierzo

Dos rutas para el verano: el Valle del Silencio y el Bierzo

Otra de las novedades turísticas del verano es el impulso que la Junta ha dado a catorce rutas monumentales que recorren Castilla y León. En el caso de la provincia de León, se trata de la que traza el Valle del Silencio y El Bierzo, que tiene como objetivo descubrir inmensas joyas arquitectónicas en medio de un entorno natural envidiable. Una ruta que va desde Villafranca del Bierzo, Ponferrada, San Pedro de Montes, Santo Tomas de las Ollas, Otero de Ponferrada, San Esteban de Valdueza, Villanueva de Valdueza, Valdefrancos, San Clemente de Valdueza, Montes de Valdueza y termina en Peñalba de Santiago. Como sugerencias, propone la visita del templo románico consagrado al apóstol Santiago, la iglesia del Monasterio de la Anunciada o el templo de San Juan de Fiz, así como la Colegiata de Santa María, situada sobre el antiguo monasterio de la orden francesa de Clunny, bajo la advocación de Santa María de Cluniaco. La Iglesia de San Francisco, un templo de estilo románico-gótico, es otro de los resquicios patrimoniales de esta zona.
Cuando el visitante se detenga en Ponferrada podrá conocer la Basílica de La Encina, levantada a mediados del siglo XVI, así como la Capilla del Convento de la Purísima y la Capilla del Carmen, fundada a mediados del siglo XVII. La ruta continúa hasta Otero de Ponferrada, para visitar uno de los templos más antiguos de la comarca, de finales del siglo XI, la iglesia de Santa María de Vizbayo.
En Santo Tomás de las Ollas es imprescindible acercarse hasta la iglesia mozárabe, uno de los conjuntos del siglo X más interesantes del Bierzo. Y antes de acceder al Valle del Silencio, la propuesta pasa por adentarse en el valle del Oza para conocer alguno de los municipios y sus iglesias parroquiales como la de San Esteban de Valdueza, a la que se atribuyen leyendas y milagros a la Virgen de Floibar, Villanueva de Valdueza o Valdefrancos, donde destaca su iglesia y su puente medieval. La última visita recalará en San Clemente de Valdueza, para saber más sobre la espadaña de su iglesia. A continuación, el recorrido sigue hasta San Pedro de Montes y su templo monacal, para concluir en Peñalba de Santiago y su iglesia, declarada Conjunto Histórico Artístico Nacional, único resto conservado del antiguo monasterio fundado por San Genadio a principios del siglo X. Esta ruta sólo se podrá realizar hasta el 31 de agosto.
Los requisitos para poder acceder a los templos, tanto de estas rutas como de los que integran el Camino de Santiago, pasan por respetar las horas de los actos litúrgicos, estar en silencio, cuidar el patrimonio, puesto que buena parte de ellos están declarados Bien de Interés Cultural y llevarse recuerdos sólo en forma de fotografías.
Además, éstas últimas podrán tener premio gracias al concurso convocado para promocionar el turismo familiar. Podrán participar todas aquellas personas que visiten los monumentos. Las instantáneas que mejor reflejen la relación entre el turista y el patrimonio serán las premiadas.

Dos rutas para el verano: el Valle del Silencio y el Bierzo
Comentarios