jueves 29/10/20
Bodegas Pincerna

Un nuevo comienzo

Septiembre es tiempo de vendimia, renacimiento y creatividad en una bodega fiel a la tradición, avalada por varios galardones y cuya apuesta por la recuperación de viñas centenarias se materializará con un nuevo tinto Prieto Picudo

Septiembre es siempre el mes de volver a empezar a pie de viña. Con la vendimia se reinicia el curso tras días previos de cierta tensión y mucha observación en los que los cinco sentidos están puestos en la uva, el viñedo, el terruño y, por supuesto, en el cielo. Septiembre es momento de reconectar con la esencia del campo y en Bodegas Pincerna maridan esa inherencia con los métodos más sostenibles y ecológicos posibles, respetando el cultivo tradicional y poniendo especial mimo en la recuperación de las cepas centenarias que, muy pronto, serán las protagonistas del próximo tinto Prieto Picudo de esta bodega.

La puesta de largo del nuevo vino acrecenta la ilusión propia del momento del año actual. Un sentimiento de agrado reforzado por los diferentes premios que Pincerna ha recibido desde el mes de agosto. Un Arribe de Plata al tinto Pincerna Sumiller 2018 y otro al blanco Pincerna albarín 2019, en el Concurso Internacional VinDuero-VinDouro 2020; además de un Arribe de Oro en femenino que otorgan la mujeres que conforman el Comité Internacional de Cata. Medalla de oro para Pincerna Sumiller 2018 en el Gran Premio Internacional del Vino Mundus Vini y dos medallas de plata en el Decanter Word Wine Awards, con una puntuación de 90 puntos para Pincerna 2019 y 92 puntos para Pincerna Sumiller 2018. Estos han sido los galardones conseguidos en las últimas semanas.

pincerna

«La vendimia es renacimiento en la bodega. Partimos de cero. Es un momento que requiere de mucha destreza e intuición, porque cada año la viña es diferente y la forma de tratar esa uva en bodega también será diferente. Es pura creatividad», asegura el enólogo de Pincerna, Andrés Martín. «La vendimia es como un volver a empezar», ahonda el socio de Bodegas Pincerna Gabriel García Luengos.

Así, con ilusión, amarrado a la tradición y bajo un criterio sostenible empieza el nuevo curso en una bodega cuyos próximos vinos contarán la historia de una vendimia diferente, la de 2020, marcada por el uso de mascarillas y las distancias de seguridad. También, eso no ha cambiado, por los nervios, los días de silencio y reposo en barricas y las vivencias compartidas.

Un nuevo comienzo
Comentarios