lunes. 05.12.2022
                      El Camino Olvidado toma especial relevancia a su paso por Vegacervera, un paraíso natural de ensueño.
El Camino Olvidado toma especial relevancia a su paso por Vegacervera, un paraíso natural de ensueño.

Desde Vegacervera el camino se inicia con un prolongado ascenso hasta Coladilla. A la entrada del pueblo las conchas que adornan el arco de la puerta de la iglesia de Santa Engracia refieren su tradición jacobea. Siempre ganando altura se dejan atrás el valle de Vegacervera y Villar del Puerto para iniciar después un pronunciado descenso por las Hoces de Villar, que regalan tesoros como las marmitas o el Faedo, un bosque mágico lleno de hayas centenarias. Una vez allí el camino llega hasta Ciñera de Gordón, ya en el valle del río Bernesga.

En lo que al propio municipio se refiere, vegacervera es sin duda un paraíso natural en plena montaña leonesa. Así podría resumirse toda la zona en pocas palabras, aunque lo cierto -y lo más justo en este caso- es afirmar que tanto la localidad como todo su entorno dejan sin palabras al visitante cada una de las veces que atraviesa sus fronteras. Su paisaje, con las Hoces y la Cueva de Valporquero como grandes emblemas turísticos, su gastronomía, donde la cecina de chivo marca un antes y un después, las sendas interminables... todo parece salido de un cuento, como una noche de verano que nadie desea que llegue a su fin. Son pocos los que se resisten a las bondades de este lugar.

Un paraíso terrenal
Comentarios