miércoles 01.04.2020
Día 10

Dadme tiempo

AUTOR DESCONOCIDO / LÓPEZ BENITO
AUTOR DESCONOCIDO / LÓPEZ BENITO

De verdad, qué agobio. No es por el confinamiento, el virus, la Alarma, las cifras y todo eso. Ni porque siga haciendo frío, que también. Es por el tiempo. Voy más pillada que antes de mi nueva vida. No puedo ni aburrirme. Con lo que me gustaría poner la cara de mi hija y decir ‘joooo, qué hago ahora’. Pero si yo tengo un listado que ni el de hacer la maleta para ir de vacaciones, que es como si te trasladas de casa, llena de ‘por si acaso’, que no sé para qué porque luego no tienes ni el tiempo ni el caso, te metes en los chinos, la camiseta blanca y los pies descalzos y estás lista. Eso, al principio. Luego te vuelves más lista y ya sólo el bikini y el pareo, que hace de todo, de falda, de toalla y de chaquetina, que los de León siempre vamos listos para el frío. Total, que te has cogido un cabreo planetario para meter todo en el maletero del coche y para nada, y eso que ya has dicho a voz en grito, desde un mes antes, que todo el mundo una mochila o una bolsa de mano y punto, que tampoco hace falta ir como si fueras de traslado, pero ni caso, que claro, pasa que a veces mandar mandas pero no te obedece nadie.

No me da la vida para la lista que tengo. Tengo pendiente un curso online de pintura, otro de poda, dibujo, craquelado, repostería, recortables, hipopresivos, origami, plantación de interior, me he bajado toda la colección de cine desde los Lumiere, las óperas de la Filarmónica de Berlín, la mejor literatura de los sumerios para acá, el curso de inglés que iba a hacer en el verano pero como me llevó tanto tiempo lo de la maleta, tengo que ir a los conciertos en directo, leer la prensa rosa, la de decoración, arreglos de la casa y el mueble que me habéis pasado, jugar a adivinar los nombres de los pueblos de León, que me llevó un rato y me ganastéis todas, y eso que el jueguecito os lo pasé yo, aunque mi consuelo fue que tan listas no sois porque quedaron nombres sin resolver y además yo adiviné el primero así que dejad de predicar tanto con ese apostolado vuestro, perder al otro de las pelis, que tampoco di ni una, y atender al wasap. Ah, y teletrabajar. Y encima, que el sábado nos quitan una hora. Que a las 2 son las 3.

Quiero aburrirme. No pensar en nada. Tener la cabeza hueca. Mas aún, quiero decir. Perder el tiempo perdido. Meterme en la cama y soñar en tu canción. Os dejo, que estoy ocupada. Hasta mañana. Cuidaros mucho. Ah, me han pasado las soluciones. ¿Jugamos otra vez?

Dadme tiempo
Comentarios