viernes 28.02.2020

El ahorro medio anual por ajustar la luz asciende, de media, a los 26 euros

Un hombre revisa su factura de la luz.
Un hombre revisa su factura de la luz.

Una de las propuestas que ha elevado la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) ha sido modificar también los tramos de la potencia contratada en la factura de la luz. De esta forma, habrá un periodo más barato, durante la noche, y otro más caro, en el día. La idea llega después de que el Ministerio de Transición Ecológica aprobara en octubre del año pasado un cambio en la forma de contratar la potencia, ajustándose a tramos muy pequeños, y no con grandes distancias como las que existían antes y que implicaban un derroche de energía contratada disponible y, sobre todo de dinero.

El 40% de las casas tienen contratados entre cuatro y seis kilovatios de potencia, aunque gran parte de esos hogares tienen margen de ajuste para reducirlo. Por ejemplo, si uno de esos puntos baja en 0,5 kilovatios (Kw) —de 4,6 a 4,1—, su factura podría reducirse en unos 26 euros al año (algo más de dos euros cada mes). En ese colectivo se encontrarían 4,5 de los 11,2 millones acogidos actualmente al PVPC. El ahorro ascendería a 117 millones de euros, unos 26 euros por hogar y año. Por debajo de 4 Kw es complicado un ajuste de potencia para un hogar con varios electrodomésticos; y por encima, quienes la tienen contratada es porque realmente la necesitan por el consumo intensivo de luz que realizan.

El ahorro medio anual por ajustar la luz asciende, de media, a los 26 euros