domingo 29/5/22

La aparición de la variante Ómicron del Covid desencadenó fuertes ventas del petróleo en noviembre, «pero el pesimismo inicial ha dado paso a una respuesta más comedida», apunta la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Según sus previsiones, el aumento de nuevos casos de coronavirus «ralentizará temporalmente» la demanda de crudo, pero no pondrá fin a la recuperación de la misma que está en marcha.

Añade la AIE que es probable que las nuevas medidas de contención aplicadas para frenar la propagación del virus tengan un impacto «más moderado» en la economía que las anteriores oleadas de Covid, entre otras cosas por las campañas de vacunación.

«En consecuencia, esperamos que la demanda de combustibles para el transporte por carretera y de materias primas petroquímicas siga registrando un crecimiento saludable», apunta.

La AIE prevé baja demanda de crudo
Comentarios