viernes 27/5/22
                      Ignacio Fernández-Huertas, director de la División de Análisis Presupuestario, y Esther Gordo. SERGIO PÉREZ
Ignacio Fernández-Huertas, director de la División de Análisis Presupuestario, y Esther Gordo. SERGIO PÉREZ

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha rebajado dos puntos su previsión de crecimiento económico para este año, hasta el 4,3 %, pero ha mejorado en seis décimas su estimación de déficit público, hasta el 4,2 % del PIB.

La Airef ha presentado este jueves su Informe sobre los presupuestos iniciales de las administraciones públicas, en el que actualiza sus previsiones macroeconómicas para incorporar el impacto de la guerra en Ucrania y, especialmente, el contexto de fuerte inflación. La institución ha disparado su previsión de inflación hasta el 6,2 % este año, lejos del 1,8 % que estimaba en octubre de 2021, un factor que influye tanto en el crecimiento como en la recaudación y el déficit público.

De acuerdo a las previsiones de la Airef, el crecimiento económico de 2022 se apoyará principalmente en la demanda nacional, que aportará 3,9 puntos, mientras que el saldo exterior lo hará en 0,4 puntos. El empleo crecerá un 2,9 %, nueve décimas menos.

El recorte del crecimiento en dos puntos se debe a varios factores, entre los que se destaca la menor aportación del Plan de Recuperación, unos fondos que ahora llegarán en un contexto menos favorable, lo que reducirá su impacto en la economía. También presionan a la baja el encarecimiento de la energía y factores que ya estaban presentes pero que se han intensificado con la guerra en Ucrania, como el desajuste en las cadenas de valor.

La directora de la división de Análisis económico, Esther Gordo, ha reconocido que el conflicto «impacta por numerosos canales», desde la exposición comercial —que en España es reducida, pero no entre sus socios comerciales— a los precios energéticos, la incidencia en las cadenas de suministro o la incertidumbre.

CADA PUNTO DE INFLACIÓN SUMA 2.000 MILLONES A LA RECAUDACIÓN

Por lo que respecta al escenario fiscal, la Airef prevé que el déficit público cierre este año en el 4,2 % del PIB, seis décimas menos que en su anterior estimación y por debajo de la previsión del Gobierno (5 % del PIB).

Esta rebaja está relacionada con los datos de cierre de la ejecución presupuestaria de 2021, que fueron mucho mejores de lo esperado por la buena marcha de la recaudación, un dinamismo que la Airef observa también en los primeros meses de 2022. A este aumento de la recaudación contribuye la inflación, que según los cálculos de la Autoridad aporta 2.000 millones adicionales en impuestos por cada punto de subida del IPC, principalmente a través del IVA, pero también por IRPF y cotizaciones sociales.

Sin embargo, puntualiza que la inflación también puede lastrar la corrección del déficit, ya que afecta al empleo (con la consiguiente merma de ingresos), encarece los intereses y, a medio plazo, eleva el gasto en pensiones (1.500 millones adicionales por cada punto de inflación).

La contribución del cierre de 2021 a la mejora de la previsión de déficit más que compensa los factores negativos, como el coste de las medidas puestas en marcha para paliar la subida de precios energéticos (que suma 0,6 puntos al déficit) y la revisión a la baja del escenario macro (que suma 0,1 puntos). Por subsectores, la Administración Central cerrará el año con un déficit del 3,3 % % del PIB (seis décimas menos que en las anteriores previsiones).

La Airef baja al 4,3 % su previsión de crecimiento y mejora la del déficit
Comentarios