martes. 06.12.2022

La actualidad macroeconómica viene marcada por la crisis energética, la elevada inflación, el endurecimiento monetario llevado a cabo por los bancos centrales de todo el mundo y la guerra en Ucrania. Y ante esta situación, los analistas de Bankinter señalan que el mercado «deberá terminar de romperse antes de empezar a recomponerse».

Este difícil contexto hace que la previsibilidad de las cifras sea mucho más baja que en los últimos 10 años. No obstante, los citados expertos señalan que «el ajuste del mercado aún no ha terminado, pero está cerca de completarse. El fin del ajuste tendrá lugar entre noviembre de 2022 y febrero de 2023». A partir de ahí, entraremos en una fase de asentamiento de la renta variable, que «cogerá fiabilidad y luego iremos viendo, porque 2023 va a ser un año complicado. No sabemos cómo va a ser el invierno y la guerra se está complicando mucho», comentan.

«El ajuste del mercado no ha terminado»
Comentarios