viernes. 02.12.2022

Alemania activará los topes al precio del gas y de la electricidad, dentro del plan destinado a paliar los efectos de la inflación del sector energético a base de nuevos alivios a hogares y pequeñas y medianas empresas.

El límite al precio del gas quedará en 12 céntimos de euros por kilowatio/hora, mientras que el de la electricidad será de 40 céntimos, anunció el canciller Olaf Scholz, al término de la reunión con los jefes de Gobierno de los «Länder» (estados federados).

«Es prioritario apoyar a las familias y a las empresas, en una situación en que se han disparado los precios de la energía», afirmó el canciller, quien responsabilizó de ello «a la brutal agresión lanzada por Rusia» a Ucrania.

El límite del precio del gas empezará a implantarse previsiblemente en febrero, a modo de solución de compromiso entre los planes del gobierno, que preveían hacerlo en marzo, y los poderes regionales, que insistían en que fuera incluso en enero.

En paralelo a estas decisiones, el Gobierno de Scholz acordó asimismo ayer, en Consejo de Ministros, que el Estado asuma en diciembre la factura del gas de los consumidores, a modo de medida casi inmediata para aliviar los efectos de la crisis energética.

La ayuda beneficiará también tanto a particulares como a pequeñas empresas y se estima que tendrá un coste aproximado de 9.000 millones de euros.

Tanto el tope del precio al consumo energético como el pago de la factura del gas en diciembre quedarán contempladas en el paquete extraordinario de 200.000 millones de euros anunciado por Scholz en apoyo de los hogares y la industria.

Su gobierno, un tripartito entre socialdemócratas, verdes y liberales, fijó estos días el tope previsto al precio del gas para hogares y pequeñas y medianas empresas con un consumo inferior a 1,5 gigavatios/hora al año de 12 céntimos por kilovatio/hora y de 9,5 céntimos en el caso de la calefacción. Este alivio mensual regular para los consumidores se calcula sobre el 80 % del consumo del año anterior. Actualmente, los precios de los nuevos contratos de suministro de gas se sitúan en una media de 21 céntimos por kilovatio/hora.

Alemania aplica topes al precio del gas y electricidad a hogares y empresas
Comentarios