domingo. 07.08.2022

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de subir medio punto los tipos de interés, hasta el 0,50 %, para controlar la inflación tendrá impacto en familias, empresas y mercados, a la vez que ralentizará la economía.

Uno de los efectos más directos de esta subida de tipos será el mayor coste de las hipotecas. El euríbor a doce meses, el indicador más utilizado en España para calcular estos créditos, lleva un pleno de subidas en el año, que han sido más acusadas tras adelantar en junio el BCE el primera alza del precio del dinero de este jueves.

En tasa media provisional, el indicador roza el 1 % en julio, muy superior a la de hace un año, y provocará un incremento de estos créditos en más de 100 euros al mes.

El analista de IG Sergio Ávila explica que el aumento de los tipos influye negativamente en el poder adquisitivo de las familias hipotecadas, ya que el coste de estos créditos aumenta a medida que lo hace el euríbor (muy ligado a los aumentos de tasas del BCE), por lo que «una parte mayor de sus ingresos va destinada al pago de la cuota».

No obstante, el director de estudios financieros de Funcas, Santiago Carbó, explicó en una jornada celebrada el viernes, que el encarecimiento de las hipotecas solo afectará a quienes tienen problemas financieros y están muy endeudados.

«No es un cambio radical», apuntó Carbó, que incidió en que las hipotecas han estado «anormalmente baratas» desde una perspectiva histórica.

Otro de los efectos que puede tener la subida de tipos es el impacto en el consumo, según advierten los expertos.

El alza de tipos traerá pérdida de poder adquisitivo y la ralentización económica
Comentarios