martes 24/5/22

El Banco Mundial alertó en estos días sobre una «pronunciada desaceleración» en la economía mundial. El presidente del organismo, David Malpass, destacó, entre las amenazas, «las nuevas variantes del covid, la inflación y la incertidumbre política», que podrían poner en peligro la recuperación de las economías emergentes y en desarrollo, según el último informe de la institución.

Así, el Banco Mundial prevé que el crecimiento mundial se reduzca del 5,5% en 2021 al 4,1% en 2022 y al 3,2% en 2023, a medida que se disipa la demanda reprimida y se retiran las ayudas fiscales y monetarias en todo el mundo.

«La rápida propagación de la variante ómicron indica que la pandemia seguirá perturbando la actividad económica a corto plazo. Además, la notable desaceleración de las principales economías pesará sobre la demanda externa de los países emergentes», señalan desde el organismo.

Amenazas para el crecimiento mundial