miércoles 19/1/22

Los ingresos de Apple crecieron un 29% en su cuarto trimestre fiscal, hasta los 83.360 millones de dólares. Sin embargo, la cifra no cumplió con las expectativas de la empresa, que se dejó 6.000 millones de dólares debido a la escasez de chips. «Tuvimos un desempeño muy sólido a pesar de las limitaciones de suministro mayores de lo esperado, que estimamos en alrededor de 6.000 millones».

El beneficio por acción del grupo entre julio y septiembre se situó en los 1,24 dólares, mientras que las ventas de iPhone aumentaron un 47%, ingresando por este concepto 38.870 millones. Los ingresos de Mac, por su parte, fueron de 9.180 millones, un 1,6% más, y los del iPad repuntaron un 21,4%, hasta los 8.250 millones de dólares.

«Nuestros resultados récord del trimestre de septiembre coronaron un notable año fiscal de fuerte crecimiento de dos dígitos», señaló la compañía de la manzana.

Apple y los problemas de suministro