jueves. 09.02.2023
El sustituto se conocerá hoy y el juicio empezará, como estaba previsto, mañana

La Audiencia aparta al presidente del tribunal que iba a juzgar a Botín

Releva a Gómez Bermúdez porque su autonombramiento puede aparentar «falta de parcialidad»
Botín, en foto de archivo, abandona la Audiencia tras prestar declaración en enero del 2003
La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional aceptó ayer la recusación presentada contra el magistrado Javier Gómez Bermúdez, presidente del tribunal que debe juzgar el caso de las indemnizaciones multimillonarias del Santander Central Hispano (SCH), al estimar que su nombramiento no fue «suficientemente» justificado. Aunque la decisión ha resultado sorpresiva, no retrasará el inicio del juicio, previsto para mañana, que sentará en el banquillo de los acusados a Emilio Botín, José María Amusátegui y Ángel Corcóstegui. Vulneración jurisprudencial Tras más de cinco horas de reunión, los nueve magistrados de la citada sala (encabezados por el máximo responsable de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar) concluyeron que la forma en que Gómez Bermúdez se autonombró hace un mes presidente del tribunal vulneró la doctrina jurisprudencial del Tribunal de Derechos Humanos. Recuerdan así que «la imparcialidad del juez excede del ámbito meramente subjetivo de las relaciones del juzgador con las partes para erigirse en una auténtica garantía en la que se puede poner en juego nada menos que el prestigio de los tribunales y la confianza en la Administración de Justicia». Por ello, estimaron de forma parcial la recusación planteada por el abogado Rafael Pérez Escolar, condenado por el caso Banesto y que representa una de las dos acusaciones particulares personadas. Rechazaron, no obstante, que Gómez Bermúdez tenga «enemistad» con el citado acusador, o un «interés directo» en la causa (por haber intervenido en otros pleitos entre él y el Grupo Santander). Lo que sí admitieron es que la forma en que Gómez Bermúdez se situó al frente del tribunal dista mucho de la que sería exigible. Aunque no entraron a valorar el fondo de los argumentos presentados por el juez (que decidió sustituir a la anterior presidente, Ángela Murillo, porque tenía «una elevada carga de trabajo»), los magistrados critican que no hubo «justificación inicial alguna» para hacer un cambio en el tribunal. El hueco que deja ahora Gómez Bermúdez en el tribunal puede ser ocupado de nuevo por su colega Murillo, destinada en un principio a la presidencia, o bien por el ma-gistrado Antonio Díaz Delgado, que ocupa de forma provisional ese puesto.

La Audiencia aparta al presidente del tribunal que iba a juzgar a Botín
Comentarios