lunes. 15.08.2022

La banca afronta otro cambio de ciclo con los intereses al alza por la inflación

El BCE aprobará su primera subida de tipos para la «normalización» de la política monetaria

Las entidades financieras habían sorteado la crisis del coronavirus, no sin problemas derivados de una parálisis económica repentina de la que poco a poco han conseguido sobreponerse. Sin embargo, la invasión rusa de Ucrania también ha irrumpido en este sector disparando una inflación que ya venía aumentando en los meses previos y con un nuevo rumbo en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE): la subida de tipos de interés. Hacía años, más de una década, que la banca ha tenido que adaptar su modelo de negocio a un contexto con el precio oficial del dinero en el 0%; pero con muchos otros tipos vinculados a sus productos en negativo, como el euríbor en las hipotecas. Todo el sector reclamaba hasta principios de 2020 una «normalización» de la política monetaria del BCE. Por normalización entienden que los tipos subieran porque es la base de su negocio: cobrar dinero por los préstamos y remunera los depósitos. Nada ha sido así en la última década. El margen de intereses ha sido el hándicap de las entidades financieras españolas —y europeas— en los últimos años. Esto es, la diferencia entre lo que le rentan los créditos, y préstamos que la entidad tiene en su balance y lo que paga el banco a los depósitos, entre otros productos. Al convivir en una etapa prolongada con tipos casi al 0%, este ratio ha ido evolucionando no tan favorablemente como lo hacía hasta la anterior crisis financiera.

Durante el año 2021, la gran banca cerró con un margen de intereses superior a los 18.000 millones de euros. Sin embargo, las entidades cuentan los días para que el BCE actúe (será este mismo jueves, día 21 de julio) porque estiman que un alza de tipos de un punto porcentual les permitiría aumentar en unos 3.100 millones de euros el margen de intereses a 12 meses vista, que es el tiempo que los bancos estiman que debe transcurrir para que sus cuentas reflejen ese incremento. La sensibilidad del margen de intereses de los bancos españoles a un repunte de los tipos es bastante alta, debido al tipo de negocio, muy especializado en hipotecas, créditos y depósitos. En resumen, si el BCE sube tipos, les vendrá bien. El euríbor, cerca del 1% De hecho, el euríbor ya ha venido incrementado su valor en las últimas semanas como previa a la propia actuación del BCE. El que es el principal índice hipotecario utilizado en España ha pasado de encontrarse en negativo a finales de 2021 (estaba entonces un -0,5%) a situarse en torno al 0,8% (en terreno positivo) de estos últimos días. Las hipotecas que se han revisado estas semanas han visto cómo su cuota se ha incrementado una media de 100 euros al mes al trasladar esta nueva etapa de tipos al alza.

La banca afronta otro cambio de ciclo con los intereses al alza por la inflación
Comentarios