lunes 26/7/21

El Banco de España atisba el acelerón del verano y la vuelta a la normalidad

El supervisor eleva al 6,2% el crecimiento para este año y rebaja la tasa del paro al 15,6%
La vuelta a cierta normalidad se constata en la playa malagueña de Huelin. DANIEL PÉREZ

El Banco de España eleva su previsión de crecimiento de la economía española al 6,2% para este año, dos décimas más que el 6% apuntado en sus anteriores estimaciones de marzo, y estima que aumentará un 5,8% en 2022, cinco décimas más respecto a la previsión anterior. Para 2023, prevé un crecimiento del 1,8%, una décima más.

De acuerdo con el Informe Trimestral de la Economía Española publicado ayer, la menor incidencia de la pandemia, con el trasfondo del avance de la vacunación, y la ejecución de los proyectos bajo el paraguas de los fondos europeos darían lugar, bajo este escenario central, a crecimientos elevados de la actividad en el segundo semestre de este año, lo que también tendría un impacto positivo elevado sobre el avance del PIB en el promedio de 2022.

Esta mejora de las estimaciones descansa, además, en la previsión de la que las exportaciones de turismo alcanzarán en el tercer trimestre de este año un nivel cercano al 50% del registrado en el mismo período de 2019 y de que a finales del mes de agosto estará vacunada el 70% de la población española, lo que permitiría que, a partir de entonces, se dieran nuevos pasos en el levantamiento de las medidas de contención hasta su total desaparición, a finales de 2021.

Con todo ello, el PIB no alcanzaría el nivel previo a la pandemia hasta el último tramo de 2022 y se situaría un 1,9% por encima del mismo al final del horizonte de proyección (2023), lo que indica que, aunque transitorio, el impacto de la crisis sanitaria será «relativamente persistente», según el Banco de España. En las nuevas proyecciones para 2021, se incorpora en torno al 50% del importe de los fondos europeos, considerando tanto los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia como el denominado React-EU, que en conjunto suponen unos 27.000 millones de euros.

Para el conjunto del horizonte de proyección, la absorción se situaría ligeramente por encima del 80% de los fondos totales disponibles en forma de transferencias, concentrándose el mayor impulso en 2022. Según explicó el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Oscar Arce, el impacto en el PIB de los fondos europeos será de un punto porcentual 2021, de 2,4 puntos porcentuales positivos y de 1,8 puntos porcentuales en 2023. Se espera que el PIB experimente ya un repunte significativo en tasa intertrimestral en el segundo trimestre del año, que podría ascender a un 2,2%.

desempleo y déficit de 8,2%

En cuanto a las estimaciones sobre la tasa de paro se situará en el 15,6% este año, por debajo del 17% estimado previamente, mientras que bajaría al 14,7% en 2022 y al 13,7% en 2023. «Esta recuperación del empleo permitiría reducir el desempleo, hasta situarse por debajo de los niveles pre-pandemia desde finales de 2022», señala el organismo. De su lado, el déficit público quedará este año en el 8,2% del PIB y se estabilizará en torno al 4,9% en 2022 y al 4,3% en 2023.

El Banco de España atisba el acelerón del verano y la vuelta a la normalidad
Comentarios