miércoles. 29.06.2022

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aprovechó su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso para defender que el diseño de las medidas para amortiguar la crisis económicas «esté muy focalizado a satisfacer las necesidades de los agentes más vulnerables». Lo hizo precisamente horas después de que el presidente del Gobierno anunciara la prórroga del decreto de ayudas, incluida la bonificación de 20 céntimos de euro por litro repostado. Hernández de Cos defendió estas medidas ajustadas a colectivos «para no generar un incremento del déficit público estructural» y para evitar que se produzcan «distorsiones significativas sobre las señales proporcionadas por los precios» y acabar con la espiral inflacionista.

El gobernador ha pedido aplicar un pacto de rentas a trabajadores, empresas y pensionistas. E insistió en la necesidad de «eludir un impulso fiscal generalizado», así como «evitar un uso extendido de cláusulas de indexación automáticas en las partidas de gasto». Es decir, no vincular los salarios a la inflación actual, aunque el supervisor admite que ese vínculo «no se está materializando». Es más, reconoce que los trabajadores soportan una pérdida de poder adquisitivo «considerable». No ocurre lo mismo con las empresas, según el gobernador, para quien «en un intento por mantener sus márgenes», están trasladando el alza de la energía a sus productos.

El Banco de España pide acotar las medidas a los más vulnerables
Comentarios