domingo 18/4/21

El BCE pide a la banca que mantenga el dividendo en mínimos ante la crisis

El Banco Central Europeo (BCE) no tiene tan claro que estado de la economía sea ya tan boyante como para que la banca comience recuperar la senda de dividendos que abortó hace ahora un año cuando comenzó la pandemia. La institución monetaria ha pedido calma, paciencia y sosiego a unas entidades que vienen insistiendo desde hace meses en remunerar a sus accionistas. Sin embargo, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, considera que los recientes episodios de volatilidad realmente reflejan las incertidumbres y los riesgos de cambios abruptos en las valoraciones de activos, por lo que ha insistido en que los bancos mantengan sus dividendos por debajo de un umbral conservador.

Durante el discurso pronunciado en la reunión del Comité Internacional Monetario y Financiero, Lagarde ha insistido en que «las vulnerabilidades de los mercados financieros han aumentado». Y ha indicado que el optimismo en los mercados financieros «está en desacuerdo con los balances corporativos debilitados». La dirigente sostiene que la banca europea tiene bases sólidas de capital y liquidez, pero al mismo tiempo ha reconocido que se enfrentan a crecientes riesgos en la calidad de los activos a la vez que su rentabilidad sigue siendo baja, mientras que en el sector financiero no bancario ha señalado el incremento de las vulnerabilidades por la evolución reciente del mercado en un contexto de prolongada asunción de riesgos y deterioro de los colchones de liquidez.

De este modo, ante la importancia de mantener las medidas de apoyo a empresas y hogares, aunque, en la medida de lo posible, temporales y cada vez más selectivas, la banquera central ha considerado fundamental que las autoridades se aseguren de que los colchones de capital se puedan utilizar, si es necesario, para absorber pérdidas y respaldar préstamos y así evitar las limitaciones de la oferta crediticia, mientras ha pedido a los bancos ser proactivos en la identificación y gestión del riesgo. «Mientras la incertidumbre siga siendo alta, alentaremos la prudencia y pedimos a los bancos que sean extremadamente cautos y mantengan las distribuciones en forma de dividendos, recompra de acciones y remuneración variable por debajo de un umbral conservador», ha apuntado. Este discurso choca con la pretensión de prácticamente todos los grandes bancos españoles cotizados para repartir dividendos.

El BCE pide a la banca que mantenga el dividendo en mínimos ante la crisis
Comentarios