lunes 25/1/21

«El BCE solo ha aplazado la tragedia»

Pese al afán de los bancos centrales por seguir bombeado billetes en el sistema, el gigantesco esfuerzo financiero de los países para contener la crisis del coronavirus pasará factura en el plazo de un año y lo hará en forma de «potenciales ‘defaults’», avisan los expertos. El gasto elevará el déficit hasta niveles insoportables para los emergentes y en la Eurozona existe el peligro de un impago en los países periferia, como el nuestro.

«Los pasos dados hasta ahora por el BCE no han evitado la tragedia, sino que más bien la ha aplazado», asegura el analista Simon Baptist, que expone que ve posibilidades de impago en países como España o Grecia en un plazo de 12 a 18 meses. La falta de un paquete de ayuda europeo, que incluya una mutualización de la deuda, obliga a los países a tirar de presupuesto propio. Y este incremento del gasto hará volar el déficit hasta niveles no vistos desde los rescates de hace ocho años.

«El BCE solo ha aplazado la tragedia»