martes 26/1/21

Bruselas insta a recapacitar al Gobierno para pedir créditos de recuperación

La Unión Europea confía en que acabe imponiéndose el sentido común y que países como España, reticentes a recurrir a la línea de préstamos del Fondo de Recuperación, pero no a los subsidios, acaben haciéndolo.

La emisión de deuda para financiar el programa de apoyo a los ertes (conocido como Sure), que la Comisión Europea lanzó el martes, ha tenido un éxito rotundo y es un argumento inexcusable. El Ejecutivo comunitario buscó 17.000 millones de euros en los mercados y la demanda se multiplicó por 13, hasta 223.000. Y con tasas cero o negativas en los dos paquetes planteados (10.000 millones a reembolsar en octubre de 2030 y 7.000 millones para 2040).

Esos 17.000 millones son sólo el aperitivo de un programa de ayuda al empleo que tiene una dotación de 100.000. Y una parte casi anecdótica de los más de 850.000 millones que se buscarán con emisiones de bonos sociales y verdes, si se suma la magnitud del propio Plan de Recuperación aprobado por los líderes europeos en julio.

En Bruselas se ha celebrado el éxito de una operación sin precedentes. Con sorpresa a medias, eso sí. Porque hay que tener en cuenta que la UE tiene el máximo de calificación ‘triple A’ por la mayor parte de las agencias de ‘rating’a. El comisario europeo Johannes Hahn, a cargo de Presupuesto y Administración, ha hablado de «enorme éxito».

España tiene una asignación de unos 68.000 millones (de 140.000) en créditos de ese fondo excepcional para combatir los efectos de la pandemia. La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha asegurado que si bien se hará uso de los 72.000 millones en ayudas a fondo perdido, la opción del mayor endeudamiento queda relegada. «El Gobierno no descarta en absoluto los créditos, pero tenemos un plan para seis años», ha apuntado. Las subvenciones han de requerirse antes de 2023 y los créditos pueden demorarse hasta 2026. Hay tiempo de sobra. Pero la posición de Moncloa hoy es que ese segundo paracaídas quede como recurso para el siguiente Ejecutivo. ¿cambiará España de parecer? Hahn no quiso arriesgar, pero sí recordó que Calviño fue directora de Presupuestos del Ejecutivo de la UE y «conoce» los resultados de esa primera emisión de deuda.

Bruselas insta a recapacitar al Gobierno para pedir créditos de recuperación
Comentarios