sábado. 04.02.2023
La caja creará unidades para pymes, profesionales, agricultores, banca corporativa y privada

Caja España se descentraliza hacia Valladolid y Madrid para crecer

Lagartos anuncia un fortalecimiento del área comercial de la entidad para vender más créditos
Caja España afrontará una fuerte potenciación de su división comercial para captar créditos y dejar de ser una de las pocas entidades de este tipo en las que aún se cumple la vieja máxima de que las cajas son captadoras de dinero en metálico, mientras que los bancos lo prestan. «Somos una de las pocas cajas que todavía es pasivera, y no activera», reconoció ayer su director general, Ignacio Lagartos, tras la presentación al consejo de las estrategias básicas para el año 2004. Los pilares sobre los que se apoyará esta nueva política de la caja son una reorganización de la primera línea directiva que otorga un gran protagonismo al área de Negocios, al frente de la cual se sitúa el director general adjunto, Javier Ajenjo, además de una descentralización con tres divisiones comerciales regionales en León, Valladolid y Madrid, que se consideran con potenciales de crecimiento similares. Así, mientras León focalizará el crecimiento de la caja en Asturias, Galicia, Cantabria, León, Zamora y Salamanca, en Valladolid se marcará el objetivo de ganar créditos en la capital de la comunidad y en Palencia, además de en provincias donde su cuota de mercado no es alta, como Burgos, Ávila y Segovia. Finalmente, Madrid debe captar negocio en las denominadas zonas de expansión de Caja España, como Logroño, Navarra, Extremadura o Andalucía. Cada una de esas tres direcciones regionales desarrollará por su parte unidades de negocio específicas para vender créditos a las pymes, profesionales autónomos, agricultores y ganaderos, además de desarrollar una banca corporativa para las principales empresas de la comunidad y un segmento de banca privada para la gestión personalizada de grandes patrimonios. Lagartos destacó la necesidad de crecer en estos campos, y puso el ejemplo de las pymes, en el que la entidad tiene más de 500 clientes que acuden a Caja España para depositar su dinero, pero sin embargo recurren a otras entidades para solicitar créditos, hasta el punto de que los préstamos de la caja a este colectivo han caído en los dos últimos años.

Caja España se descentraliza hacia Valladolid y Madrid para crecer
Comentarios