sábado 24/10/20

Casi un millón de funcionarios se jubilarán en la próxima década

Supone más de una cuarta parte del colectivo, mientras que apenas un 7% son menores de 30

La Administración Pública envejece a pasos agigantados (más incluso de lo que lo hace ya la población española en general). Por eso, una de las tareas pendientes que tiene el nuevo Gobierno en esta materia, una vez que ya se ha aprobado la subida del sueldo a los funcionarios, es buscar una solución a este fenómeno y materializar las históricas ofertas de empleo público que se han aprobado los dos últimos años pero de las que aún faltan decenas de miles de plazas por salir a concurso. Es más, en el acuerdo al que llegó el anterior Ejecutivo del PP con los sindicatos, se comprometieron a sacar a concurso 250.000 plazas entre 2017 y 2020 para paliar los efectos de la crisis.

Desde los sindicatos piden acelerar estas vacantes e impulsar un plan integral de recursos humanos encaminado a crear nuevos empleos, rejuvenecer plantillas y eliminar desigualdades, ya que, de lo contrario, se corre el riesgo de tener serias dificultades de personal para poder atender adecuadamente a las necesidades de la ciudadanía.

No en vano más de una cuarta parte de los más de 3,25 millones de empleados públicos que hay en la actualidad -según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2019- alcanzarán a lo largo de los próximos diez años la edad legal de jubilación, situada en la actualidad en 65 años y diez meses, aunque en 2027 se retrasará a los 67 años. Cabe recordar, no obstante, que aquellos que tengan largas carreras de cotización podrán seguir retirándose a los 65. Concretamente, 925.200 trabajadores del sector público tienen en la actualidad más de 55 años, por lo que en teoría podrían jubilarse en 2030.

Si se mira más en el corto plazo, la cifra no deja de ser preocupante: más de 340.000 empleados del Estado abandonarán sus puestos en la administración en los próximos cinco años. Y si se va un poco más lejos, pero no tanto, será prácticamente la mitad de la actual plantilla con que cuenta el Estado (el 44,5% del total) la que podría retirarse del mercado laboral en los próximos quince años, pues son cerca de 1,5 millones de funcionarios los que han cumplido ya la cincuentena, según datos extraídos del INE.

Esto responde en buena parte a que en los años 80 y 90 se incorporaron masivamente a la Administración muchos miles de personas jóvenes para desarrollar el Estado de las autonomías y promover la mejora del bienestar social, que ahora están llegando al final de su vida laboral, según destaca un informe elaborado por Adams Formación.

Los efectivos del sector público tienen notablemente más edad que los del sector privado, advierte el citado informe de Adams. Así, en la actualidad solo el 7,2% de los funcionarios (algo menos de 240.000) es menor de 30 años, lo que supone la mitad de los ocupados del sector privado (más del 15% no llegan a la treintena). Por el contrario, el 44% de los funcionarios superan los 50, frente al 28% de los que trabajan para empresas privadas. Además, medio millón largo está en la treintena y un millón tiene entre 40 y 50 años.

Casi un millón de funcionarios se jubilarán en la próxima década
Comentarios