sábado. 28.01.2023

CC OO reta a vincular una parte de la subida salarial a los beneficios empresariales

Sordo desvela contactos informales para un nuevo acuerdo y propone crear un índice que refleje la marcha real de las empresas

CC OO da un paso al frente para desatascar un nuevo acuerdo salarial para los próximos años tras el fracaso de las negociaciones en 2022. El sindicato lanza un órdago a la Ceoe y se abre ahora a ligar una parte de la subida de los salarios a la «marcha económica real de las empresas y de los sectores».

Así lo avanzó este jueves su secretario general, Unai Sordo, durante un encuentro informativo con los medios y desveló además que se ha desbloqueado la negociación de un nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) y, después de meses de parálisis, se han mantenido ya los primeros contactos informales entre sindicatos y patronales.

«Creo que va a haber oportunidad para llegar a un pacto. Al menos negociación sí va a haber», aplaudió Sordo, que se muestra convencido de la necesidad de fijar una subida salarial para que el país no se acerque al abismo de la recesión, puesto que alertó que el consumo ya se está frenando a consecuencia de que las familias han estado tirando de los ahorros generados durante la pandemia y en 2023 la subida del euríbor ahogará aún más a dos millones de hogares, que tendrán un 10% menos de renta solo por efecto de su hipoteca.

Por ello, CC OO flexibiliza su postura de cara a la próxima negociación y llevará a la mesa una propuesta que en lugar de exigir que se incluyan cláusulas salariales blindadas 100% con la inflación, una parte sí vaya ligada al alza de los precios y otra a los beneficios empresariales; podría ser un 50%-50%.

Precisamente aquí estuvo el escollo en la negociación: en la negativa de la Ceoe a introducir cláusulas vinculadas al IPC, tal y como exigían los sindicatos, y su defensa de que los salarios deben ir ligados a la evolución de las empresas. Para ello, pretende crea un índice que se nutriría de una serie de datos que recoge la Agencia Tributaria, como pueden ser las ventas, el IVA soportado, el IVA repercutido. «Es relativamente sencillo con el ‘big data’ puesto que los datos los tenemos», defendió Sordo, quien pidió, no obstante, que el Gobierno se implique en su elaboración.

«¿Os atrevéis a hacer una cláusula de revalorización que pivote no solo sobre los precios sino también sobre la evolución del sector si se hace un índice que diga cómo va?», se preguntó el líder vasco, quien hizo hincapié en que en estos momentos los beneficios de las empresas son «muy cuantiosos» y los situó en el 10,4% hasta el tercer trimestre del año, por lo que estarían incluso por encima de la inflación.

Además de este nuevo diseño de las cláusulas de salvaguarda, CC OO defenderá en la mesa «subidas iniciales importantes» de los salarios; más concretamente, pedirán un incremento que no esté por debajo del 4% para 2022, del 3,5% para 2023 y del 2,5% para 2024.

Posible acuerdo en pensiones

Lo que sí descartó totalmente Sordo es un pacto de rentas y responsabilizó al Gobierno de este fracaso. «Queremos hacer una censura al Gobierno porque después de poner el concepto encima de la mesa, no ha sido capaz de impulsarlo», denunció, acusando al Ejecutivo de imponer medidas de carácter unilateral que se podían haber negociado y utilizado para el pacto de rentas. De igual manera, el secretario general de CC OO ve «prácticamente imposible» que el Gobierno llegue a un acuerdo en materia de pensiones con la CEOE, ya que los empresarios se niegan a cualquier incremento de sus costes laborales. Por el contrario, sí tiene más fe en alcanzar un acuerdo Gobierno-sindicatos «en un tiempo no muy remoto», ya que desveló que está habiendo conversaciones informales y se han logrado «avances» en algunas materias, como las lagunas de cotización, el destope de las bases máximas y la mejora de las pensiones máximas, el alargamiento del mecanismo de equidad intergeneracional (MEI). Pero mientras la negociación en estos temas «progresa adecuadamente», sigue habiendo un «desacuerdo total» en la ampliación del periodo de cálculo de las pensiones y no se está negociando. «No la damos ni por recibida», explicó.

Por otro lado, Sordo advirtió que la reducción del periodo cotizado para el acceso a la pensión contributiva no se ha planteado en la mesa de negociación de la segunda fase de la reforma del sistema de pensiones, pero valoró positivamente la propuesta de UGT de reducirlo de 15 a 12 años e incluso dijo que, llegado el caso, defenderá rebajarlo a los 10 años.

CC OO reta a vincular una parte de la subida salarial a los beneficios empresariales
Comentarios