jueves 28/1/21

La Ceoe exige destinar dos tercios de los fondos europeos a empresas

Apuesta porque el dinero se reparta a través de desgravaciones fiscales y no subvenciones
Íñigo Fernández de Mesa. LUCA PIERGIOVANNI
Íñigo Fernández de Mesa. LUCA PIERGIOVANNI

La CEOE estima que de los 140.000 millones de euros que llegarán a España del programa europeo para reactivar la economía tras la pandemia no más del 50% van a destinarse al sector privado, un porcentaje que consideran insuficiente y con el que no se conseguirá alcanzar los objetivos de recuperación marcados por el Gobierno. Por ello, la patronal exige al Ejecutivo dotar de mayor peso al sector privado en el reparto de fondos y que al menos dos tercios (lo que vendría a suponer unos 92.400 millones) se dirijan a financiar los proyectos de las empresas privadas.

«Debemos enfocar estos fondos —porque así además lo pide la Unión Europea— a evitar que el tejido productivo de España se destruya lo menos posible, y también para modernizarlo, tanto desde el punto de vista de la transición energética como también de la digitalización», explicó ayer el vicepresidente de la Ceoe, Iñigo Fernández de Mesa, en la presentación del ‘Documento marco para la recuperación, la transformación y la resiliencia de la economía española’, un informe que recoge una contribución, desde la perspectiva empresarial, al Plan ‘España puede’.

Fernández de Mesa defendió a su vez que tiene que haber inversión púbica, ya que va a ser «vital», y abogó por dirigir un tercio de los fondos a modernizar la Administración Pública, digitalizándola y haciéndola así más eficiente, algo que a su vez contribuiría a reducir el gasto público. Además, considera que también sería «rentable» invertir estos fondos en el eje Mediterráneo y en potenciar la formación y recualificación de los trabajadores, por ejemplo en nuevas tecnologías.

Sin embargo, desde la patronal aseguran que la inversión privada es el factor por potenciar, ya que cuanta mayor inversión privada logre movilizarse a partir de estos fondos, mayor será el efecto sobre la economía y mayor su recuperación y transformación.

El efecto palanca señalado en el plan (cuatro euros privados invertidos por cada euro público) será imposible de conseguir concentrando al menos un 50% de la inversión en áreas públicas, tal y como señala el informe elaborado por la Ceoe.

«Las empresas deben liderar los proyectos para así poder asegurar el efecto multiplicador deseado», recoge el documento, que recuerda la estimación del Banco de España de que por cada 10.000 millones de euros destinados al sector privado, la economía crecería tres décimas del PIB al año, mientras que si ese dinero se dedica a inversión pública, el impacto se reduce a menos de una décima del PIB.

Otra de las peticiones que realizan es que la distribución de los fondos tiene que ser «rápida y ágil», pero también «transparente». ¿Cuál sería la mejor forma de distribuir este dinero entre las empresas? Desde la patronal consideran que es mejor hacerlo a través de desgravaciones fiscales que mediante subvenciones.

«Son más eficientes, porque son más transparentes que las subvenciones y, además, evitan que parte de esos fondos europeos se distribuyan entre empresas ‘zombi’», explicó el vicepresidente de Ceoe. En este sentido, reclamó complementar el plan con incentivos fiscales y/o avales públicos, especialmente a pymes y autónomos, dado su grado de exposición y vulnerabilidad a la crisis.

Sostienen que por cada 10% que se bajasen los costes laborales (cotizaciones y retenciones del IRPF) se crearía un 4% más de empleo, el equivalente a alrededor de 800.000 puestos de trabajo. Sin embargo, se lamentan de que los Presupuestos para 2021 van en la dirección contraria, ya que suponen un incremento de los impuestos a las empresas.

Asimismo, pidieron eliminar trabas burocráticas e impulsar un programa de reformas estructurales en aspectos como la fiscalidad, las pensiones, la dualidad del mercado de trabajo, la Administración o la formación. Reactivar la industria Los empresarios consideran también «muy importante» la reactivación de la industria y señalan en este documento que resulta «vital» compatibilizar los objetivos de digitalización y reducción de emisiones con otras iniciativas que contribuyan a la creación de un tejido industrial de valor añadido a la economía española, como ya han anunciado países como Italia y Francia. Destacan que el peso de la industria en España (16% del PIB en 2018) es inferior a otros de su entorno y está lejos del objetivo marcado por la UE para 2020 de llegar al 20%. En este sentido, el vicepresidente de la CEOE puso en valor que las regiones más industrializadas tienen una menor tasa de paro y empleos de más calidad.

La Ceoe exige destinar dos tercios de los fondos europeos a empresas
Comentarios