viernes. 27.01.2023
La política de aguante de precios de los combustibles toca a su fin en España. Después de un mes y medio, continúa la escalada de las tarifas del petróleo y sus derivados. En ese período de tiempo la gasolina ya ha aumentado su cotización internacional en un 25,5%, alcanzando sus niveles más altos desde mediados del 2001. Aunque con la subida se reducen los márgenes para las empresas petroleras. Por lo que, según las previsiones de los expertos consultados, éstas comenzarán a aumentar los precios en breve. Con lo que la crisis del crudo llegará entonces a la economía real. El petróleo brent se mantenía el viernes por encima de los 30 dólares, mientras que en algunas estaciones de servicio españolas se superaba el precio máximo histórico de la gasolina sin plomo de 95 octanos: 87 céntimos de euro. Actualmente, y según el Ministerio de Economía, el coste medio de esta gasolina en España es de 82,9 céntimos euros; mientras que el gasóleo cuesta 72,3. Sin embargo, diferentes fuentes del sector consultadas coinciden en señalar que es inminente un aumento medio de dos céntimos de euro, en un plazo máximo de diez días. Ello pese a que las compañías se resisten a anunciar una subida. Es más para el director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), Álvaro Mazarrasa, las previsiones no son demasiado halagüeñas. No en vano, según los cálculos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), hasta el momento, el paro venezolano ha privado al mercado de 80 millones de barriles de crudo y de productos petrolíferos, entre ellos 63 millones de barriles de petróleo. Y por si esto fuera poco, las reservas estadounidenses se encuentran muy cerca de los mínimos operativos, con 272 millones de barriles.

Las compañías petrolíferas preparan una subida inminente de los precios de los carburantes
Comentarios