lunes. 03.10.2022

La factura de la luz seguirá viéndose condicionada por los tramos horarios a pesar del desconcierto que ha provocado el nuevo sistema cuando ahora está a punto de cumplirse el primer mes de vida de los tres periodos de consumo. No habrá cambios. Por ahora. Así lo aclaró Cani Fernández, la presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el organismo encargado de esta materia. El nuevo modelo de recibo se debe precisamente para «ajustar comportamientos». «Todo no se puede tener en la vida», llegó a indicar ayer Fernández en el curso de verano en Santander.

El portazo a cualquier modificación supone la respuesta pública a la petición realizada por algunos ministros, como Albero Garzón o Ione Belarra, a cuenta del nuevo recibo, para adelantar la hora más barata, la valle (actualmente de 00.00 a 08.00 horas de lunes a viernes) a las 22.00 horas. La presidenta de Competencia reconoce que ha faltado una mejor divulgación del nuevo sistema. «Creo que no nos hemos explicado bien», afirmó. Porque esta labor «compete a todos y favorece un cambio de hábitos». Pero ello no es óbice para que la institución reorganice ahora los tres horarios eléctricos. Solo ha admitido la posibilidad de establecer ampliaciones de los tramos a largo plazo.

Competencia defiende que haya horas más caras de luz para un cambio de hábitos
Comentarios