jueves. 30.06.2022

Competencia descarta que se haya engordado los precios de gasolinas

Constata una subida por las alzas mundiales, que ya se han comido seis de los 20 céntimos de la ayuda
                      Un coche, repostando en una gasolinera de Madrid. FERNANDO ALVARADO
Un coche, repostando en una gasolinera de Madrid. FERNANDO ALVARADO

El precio de los combustibles sigue subiendo sin que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) haya podido constatar que las compañías petroleras se estén aprovechando de la bonificación puesta en marcha por el Gobierno a principios de abril para amortiguar el alza del diésel y de la gasolina. Por ahora, el organismo no ha detectado ese comportamiento que trataría de engordar los precios en un contexto en el que cuentan con una ayuda estatal mínima de 15 céntimos de euro por litro y de hasta 20 en el caso de estaciones de servicio de pymes.

Esa fue la insinuación lanzada por la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, a principios de mes, cuando el Ejecutivo comprobaba cómo los importes de los surtidores seguían incrementándose y comenzaban a comerse una parte de la bonificación. En este escenario, la titular de Economía advertía a las empresas energéticas de que si estaban subiendo precios «absorbiendo» las ayudas, el Gobierno suprimiría sus iniciativas sin prolongarlas más allá del 30 de junio. «Hay que analizar cuáles son las medidas más eficaces y si vemos que alguna hace que se mantengan los costes porque los operadores están subiendo precios y absorbiendo esas ayudas, la retiraremos», indicó.

Desde la entrada en funcionamiento de la bonificación, la CNMC está estudiando aún más de cerca de lo habitual los márgenes brutos de los carburantes, para evitar ese posible ‘efecto absorción’. Tras realizar ese estudio en las últimas semanas, lo que ha observado es, más bien, una contención de los márgenes e incluso un estrechamiento de los mismos, según fuentes del organismo consultadas por este diario. La Comisión incluso apunta a que los operadores están tratando de atraer mayores ventas hacia sus instalaciones con precios que, dentro de los máximos en los que se mueven, pretenden ser competitivos entre las distintas marcas de combustibles.

El análisis de Competencia apunta a que el alza está reflejando la imparable subida de las cotizaciones internacionales. El barril de Brent cotiza en el entorno de los 112 dólares y no ha bajado de los 100 desde Semana Santa. Esta situación se vio agravada por una escasez de gasóleo tras las primeras sanciones a Rusia, donde se produce buena parte del diésel que se consume en Europa. De ahí que el precio de este combustible se haya situado durante varias semanas por encima del de la gasolina, según sostiene la CNMC. El organismo también achaca estas subidas de precio al deterioro del tipo de cambio euro/dólar que encarece los precios del petróleo y todos sus derivados que están referenciados al dólar.

Lo que sí espera Competencia son caídas del gasóleo en los mercados internacionales que se deberían trasladar a los precios en España. De hecho, el último Boletín de Productos Petrolíferos de la UE indicaba que el precio de la gasolina ha tocado un nuevo máximo esta semana, al alcanzar los 1,89 euros por litro superando de nuevo al del gasóleo, que se encuentra en los 1,88 euros. En el primer caso, ya registra un incremento de 10 céntimos desde la puesta en marcha de la bonificación, y en el segundo, está casi al mismo nivel. Con estos datos, el Gobierno sigue estudiando cómo prorrogar la bonificación al combustible a partir del 30 de junio, el día en el que vence la actual ayuda. Economía no descarta ajustar la medida para limitarla a los colectivos sociales con menor renta, a la vista de que los combustibles seguirán en niveles elevados durante buena parte de 2022.

Competencia descarta que se haya engordado los precios de gasolinas
Comentarios