sábado 15/8/20

La compra de viviendas bajó un 2,6% en enero, sobre todo la de obra nueva

El INE refleja que en el primer mes del año se vendieron casi 47.000 casas en España
Construcción de un edificio de viviendas en León.
Construcción de un edificio de viviendas en León.

La compra de viviendas descendió el pasado enero un 2,6 % respecto al mismo mes de 2019, sobre todo la de obra nueva, que bajó un 8,8% en lo que es su mayor descenso desde septiembre, frente a una caída más suave del 1,2% de la usada, que presenta, no obstante, tasas negativas en cinco de los últimos seis meses.

En total el pasado enero se vendieron 46.900 viviendas en España, -38.400 usadas (81,9%) y 8.500 nuevas (18,1%)- la cifra más alta desde julio de 2019, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Canarias (60,5%), Murcia (16,9%) y Andalucía (6,2%) son las comunidades que presentan mayores incrementos anuales, mientras que los mayores descensos se dieron en Cantabria (18,0%), País Vasco (14,6%) y Comunidad Valenciana (10,6%).

Las comunidades donde más viviendas se compraron por cada 100.000 habitantes fueron Canarias (164), la Comunidad Valenciana (164) y La Rioja (156).

El 91,4% de las viviendas que se compraron en enero son libres y el 8,6%, protegidas, mientras que en términos anuales la compra de viviendas libres cayó un 1,3% y el de protegidas, un 15,1%.

Por su parte, el número de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) en el mes de enero fue de 184.688, lo que supone un 7,7% menos que en el mismo mes de 2019.

En el caso de las compras de fincas registradas, el número de transmisiones fue de 94.451, con una disminución del 5,1% respecto a enero de 2019. La Rioja, Castilla y León y Castilla-La Mancha fueron las comunidades con más fincas inscritas, aunque los mayores incrementos interanuales se registraron en Murcia (5,3%), Castilla y León (3,1%) y Cantabria (0,7%).

Desahucios

Más de 29.000 familias en apuros podrán seguir viviendo en sus casas aunque no hayan podido pagar sus hipotecas, según las previsiones del Gobierno, que ha prorrogado hasta 2024 la suspensión de los desahucios en los colectivos más vulnerables. El Gobierno aprobó un real decreto-ley de medidas urgentes en el ámbito económico que refuerza la protección a colectivos vulnerables en riesgo de desahucio.

Según la ministra portavoz, María Jesús Montero, el Gobierno está intentando atender a una realidad social, porque aunque la recuperación económica se empieza a notar en las familias, no alcanza a muchas de ellas.

Desde 2013, impulsado por el entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, la banca española dejó de desahuciar a las familias en apuros, y ahora el Ejecutivo amplía esa paralización de los desalojos tras el impago de las hipotecas hasta 2024.

Además, el Gobierno amplía el concepto de colectivo vulnerable, de forma que además de los titulares de la hipoteca en paro o familias con algún miembro con discapacidad, en situación de dependencia o mayores de 60 años, se incluyan las familias monoparentales con un solo hijo como beneficiarios de la suspensión de los desahucios.

La compra de viviendas bajó un 2,6% en enero, sobre todo la de obra nueva