sábado 14.12.2019

La concesión de hipotecas se desploma un 31% por los efectos de la nueva ley

La concesión de hipotecas se desploma un 31% por los efectos de la nueva ley

josé m. camarero | madrid


La reforma de la Ley de Crédito Inmobiliario, aprobada a mediados de junio, sigue lastrando el mercado hipotecario, que no levanta cabeza. En el mes de septiembre, el número de créditos para financiar vivienda concedidos se situó en los 22.448 registros, lo que supone un descenso del 31,6% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, según los datos actualizados por el Ine.


El propio organismo reconoce en su comunicado que la puesta en marcha de la nueva ley hipotecaria»podría haber afectado a los datos publicados» de septiembre, «al tratarse de hipotecas inscritas en los Registros de la Propiedad procedentes de escrituras públicas realizadas en los meses anteriores». No es la primera vez que ocurre. Desde que la norma echó a andar, el la concesión de hipotecas ha caído en los meses posteriores. En muchos casos, porque tanto los compradores como la banca anticiparon las operaciones antes del mes de junio, para evitar las formalidades de la ley, que intentan proteger a los consumidores.


Pero también hay que tener en cuenta que «el contexto político sigue removiendo la inquietud entre la demanda, que dilata su decisión de compra ante la desaceleración económica que ya se empieza a notar», según explica el director de Estudios del portal inmobiliario, Ferran Font. La desaceleración de la economía influye en este tipo de compras y los ciudadanos se están replegando a la espera de una mayor normalización política y económica.


Además, hay que tener en cuenta que la ralentización del mercado inmobiliario también se debe a la subida de precios experimentada por muchas viviendas en los últimos meses. De hecho, la cuantía media concedida en las hipotecas ha vuelto a subir. Lo ha hecho un 5,3% en términos interanuales hasta situarse en los 135.452 euros. Por otra parte, el mercado hipotecario está sufriendo un nuevo cambio con respecto a cómo se movía en los últimos años. El número de hipotecas variables que se comercializan vuelven a ganar terreno y ya representan, otra vez, más de un 60% del total.

La concesión de hipotecas se desploma un 31% por los efectos de la nueva ley