domingo. 26.06.2022

La esperanza está puesta en la recuperación del empleo, que muestra una buena evolución permitiendo mayores ingresos para el Estado vía cotizaciones sociales y que el consumo no termine de desplomarse. El turismo será la pata sobre la que recaiga el mayor peso de la recuperación económica de España.

Pero hay que tener claro que este no es un problema únicamente español. «El mundo entero está pagando un «alto precio por la guerra de Rusia contra Ucrania», afirmó la OCDE en su último informe, en el que detalla que el conjunto de países que componen la organización finalizarán el año con una inflación media del 8,5% y que esta tasa bajará solo al 6% en 2023, lo que abre la puerta a una «recesión», sentencian. Y es que la economía mundial crecerá sólo un 3% este año, un punto y medio por debajo de lo previsto justo antes de que estallara la guerra. El crecimiento se ralentizará aún más el año que viene, hasta el 2,8%.

«Cada día que pasa aumenta la crisis alimentaria que amenaza al mundo, con hambrunas en algunos países y encarecimiento generalizado de los alimentos en los países industrializados», lamenta Mertens de Wilmars.

Asoma en estas circunstancias un nuevo concepto: la estanflación, un cóctel de desempleo relativamente alto, crecimiento económico lento y una elevada inflación. El profesor de la Universidad Europea de Valencia asegura que la economía mundial debería evitar sea como sea un brote de estanflación al estilo de los años 70, por las duras consecuencias que esta etapa acarrea.

El economista de Funcas, por su parte, reconoce que es un riesgo que está encima de la mesa, pero en España en menor medida que en otros países del entorno. Esto es debido a la disponibilidad de plantas de regasificación, que permiten que el suministro de gas se mantenga incluso si cesan las exportaciones rusas, aparte del «balón de oxígeno» que supone para nosotros el sector turístico. Solo el tiempo dirá cómo evoluciona esta década que algunos se apresuraron a llamar ‘felices años 20’.

Confiar sólo en el empleo