miércoles 25/5/22

Todo el gasto de los consumidores sigue estancado. Las restricciones adoptadas en Semana Santa provocaron que el gasto se redujera casi a la mitad de lo que tenían previsto, según los datos del Observatorio Cetelem, que cifra en 166 euros por persona el gasto de media, un 37% menos que lo estimado en la encuesta de marzo. Un 50% menos que el gasto realizado por los españoles en la Semana Santa anterior a la pandemia, cuando en 2019 se registró 325 euros por persona. Y solo un 26% de los ciudadanos declara haber ido a algún restaurante estas fechas.

El motivo principal de este gasto inferior, más allá de las restricciones, es el ahorro. Algo que también se ve reflejado en una encuesta de Gelt que asegura que el precio determina el 45% de las decisiones de compra. Y es que según su estudio se ha vuelto a reactivar la compra de sobreabastecimiento y un 33% de los ciudadanos ha retomalo el ‘modelo búnker’ ante el temor de otra ola.

Así, la cesta de la compra ha vuelto a sumar productos de despensa como conservas, arroces, pastas, lácteos y congelados. Además, las promociones vuelven a ser determinantes en un 24% de las compras, según el análisis de Gelt. Carlos Prieto, CEO y cofundador de la empresa, explica que el confinamiento ha ejercido «una gran influencia en nuestra forma de comprar e igual que internet empoderó al ciudadano, la pandemia ha propiciado el desarrollo de un consumidor inquieto, ávido de sondear el mercado y mucho más exigente».

Las cifras de Nielsen apuntan a que las ventas de productos de gran consumo durante la pasada Semana Santa superaron los 1.224 millones, lo que supone 146 millones de euros más (14%) en comparación con las mismas fechas de 2019, antes de la pandemia, y casi 37 millones más (3%) que en la Semana Santa del año pasado.

Los consumidores vuelven al ‘modelo búnker’ en la compra de alimentos
Comentarios