viernes 28.02.2020

La cuesta de enero traerá subidas de precios, pero también algún respiro

Los trenes y los peajes suben, pero la luz se abaratará por los recortes de Competencia
Los peajes en las autopistas subirán de media en el 2020 un 0,84%.
Los peajes en las autopistas subirán de media en el 2020 un 0,84%.

La llegada de 2020, con o sin Gobierno, traerá nuevos precios para distintos productos y servicios. Al margen de la inflación (Funcas prevé que el año acabe con el IPC en el 0,7% y en 2020 sea del 1%), las doce campanadas anunciarán una cuesta de enero marcada por la subida de los trenes de Renfe y los peajes. La cara amable la pondrá la luz, que bajará con el nuevo año, al menos en la primera parte del ejercicio; el gas, que también descenderá un 4% de media; la llegada del AVE de bajo coste y algunos tramos de autopistas que pasarán a ser gratuitos.

Electricidad

La factura media de la luz caerá en 2020 entre uno y dos euros. Esto se debe a que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) acaba de aprobar los recortes a la retribución del transporte y distribución de la electricidad, que constituyen una porción de la parte fija de la factura. Así, Competencia aprobó el recorte en la retribución del 7,3% para el transporte de la luz y del 4,5% para la distribución. Su repercusión a la baja en la factura será de aproximadamente un 2%, aunque dependerá del consumo de cada uno. Esta será la primera variación que registrarán los peajes eléctricos en los últimos años, ya que habían sido congelados durante cinco ejercicios seguidos por el Gobierno para frenar el aumento del precio de la luz.

Pero el precio de la luz no dependen solo de estos costes fijos. De hecho, la factura media bajó en el mes de diciembre un 15% respecto al año pasado por la mayor generación de luz en centrales ‘verdes’. Entonces, una familia pagó 56,6 euros, mientras que a finales de este mes ese importe no llegará a los 48 euros, siempre que se encuentre bajo la tarifa regulada. Esta será la más baja desde el año 2016. El factor que más ha influido en esta caída de precios en la factura de la electricidad se encuentra en la meteorología, ya que en las últimas semanas el paso continuo de varios frentes que han barrido la península, con fuertes rachas de viento y lluvias abundantes, han activado todas las centrales eólicas e hidroeléctricas con las que cuenta el sistema.

Gas

La Tarifa de Ultimo Recurso de gas natural bajará a partir del 1 de enero una media del 4% respecto al último trimestre de 2019 debido a la caída en el precio de la materia prima y a la prórroga de los peajes.

Peajes

Peores noticias traen las autopistas de peaje, que de media se encarecerán un 0,84% a partir del 1 de enero, según fuentes del sector. La subida se aplicará a todas las autopistas dependientes de la Administración General del Estado (1.270 kilómetros), salvo en las nueve que fueron ‘rescatadas’ por el Gobierno. Se trata de la M-12 (Madrid-T4), AP-41 (Madrid-Toledo), AP-36 (Ocaña-La Roda), R-2, R-3, R-4, R-5 y AP-7 (Cartagena-Vera y la circunvalación de Alicante), que mantendrán sus tarifas congeladas.

Uno de los peajes donde más se notará la subida será el de la AP-9 (La Coruña-Santiago), que rozará el 2,7% de incremento. En cambio, pasan a ser gratuitas dos autopistas, cuya concesión termina en 2019: se suprime el cobro en el tramo de AP-7 entre Tarragona, Valencia y Alicante, y el de la AP-4 entre Sevilla y Cádiz.

Eso sí, la subida del 0,84% de media se trata de un incremento inferior al del 1,67% y el 1,91% que se aplicaron en 2019 y 2018, respectivamente.

No obstante, supone encadenar tres ejercicios de subidas tras los descensos de 2016 y 2017. La actualización del precio medio del peaje de las autopistas es fruto de una fórmula de revisión automática anual que el sector pactó con el Gobierno en 2002, que tiene en cuenta el IPC y la evolución de los tráficos.

Aena

La CNMC ha aprobado una rebaja del 1,44% en las tarifas aeroportuarias de AENA para 2020, que entrarán en vigor a partir de marzo. Estas tarifas están formadas por los importes que el operador público cobra a las aerolíneas por utilizar determinados servicios en sus aeropuertos, como las pistas, las pasarelas, el estacionamiento de aviones, los servicios de seguridad o los servicios de ‘handling’. Estos importes repercuten, finalmente, en el precio de los billetes de avión de los pasajeros.

La cuesta de enero traerá subidas de precios, pero también algún respiro