jueves. 07.07.2022

La deuda de las Administraciones Públicas alcanzó los 1,308 billones de euros en septiembre, lo que supone el 114,1% del PIB nominal acumulado en los últimos cuatro trimestres, según datos del Banco de España. Se trata de un nuevo récord tanto en volumen como en porcentaje sobre el PIB provocado por la pandemia, el esfuerzo del Estado para atajar sus consecuencias económicas y el hundimiento de los ingresos públicos. A ello también contribuye la fuerte caída de la generación de riqueza que ha provocado la lucha contra la covid-19 y la extensión de los contagios durante el primer semestre del ejercicio.

La cifra de deuda pública de septiembre supone un aumento de más de 9.700 millones de euros respecto a la del mes de agosto. En lo que llevamos de año, además, la deuda ha aumentado en casi 120.000 millones. En comparación con las mismas fechas de 2019, el volumen del apalancamiento de las diferentes administraciones del Estado se ha incrementado un 8,7% desde los 1,203 billones de euros en que se colocaba hace doce meses. De acuerdo con las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional, la deuda pública española acabará el año situada en el 123% del PIB, para bajar levemente en 2021 hasta el 121,3% y hasta el 120,4% en el ejercicio 2022. La deuda española lleva varios meses por encima del 100% del PIB. No veía esta ratio desde el año 2014. Desde esas fechas, venía reduciéndose, para marcar a final de 2019 el 95,9%. Ello implica que en los nueve primeros meses del año, se ha incrementado en 18 puntos. La deuda del Estado asciende en septiembre a los 1,172 billones de euros, lo que supone un incremento interanual del 10,1%. Mientras tanto, la deuda de la Seguridad Social ha saltado de un año para otro de los 52.445 millones de euros hasta los 74.855 millones. En cuanto a las comunidades autónomas, su grado de apalancamiento ha pasado de los poco más de 298.000 millones en septiembre de 2019 hasta los 301.959 millones del mismo mes de este ejercicio. La deuda de las corporaciones locales supone una excepción, dado que ha retrocedido en los últimos doce meses desde los 25.244 millones hasta los 23.861. El grueso de la deuda pública en circulación, 1,057 billones de euros, se encuentra emitida en títulos a largo plazo, frente a los 87.132 millones de euros que se han colocado en emisiones con vecimientos de corto plazo.

La deuda pública alcanzó el 114,1% del Producto Interior Bruto en septiembre
Comentarios