domingo 15.09.2019

La deuda pública y de la Seguridad Social marcan un nuevo máximo

EUROPA PRESS


La deuda del conjunto de las administraciones públicas aumentó en 14.644 millones de euros en junio, hasta situarse en 1,21 billones de euros, con lo que ya se supera el 99% del PIB y marca un nuevo máximo histórico, según los datos publicados ayer por el Banco de España.


En concreto, la deuda pública aumentó un 1,2% en junio respecto al mes anterior, al alcanzar los 1,21 billones de euros, y repuntó un 3,8% respecto al mismo mes del año pasado, al elevarse en 44.741 millones de euros en el último año.


Por administraciones, la deuda del Estado explica casi todo el aumento de la deuda pública en junio, ya que aumentó a nivel mensual en 14.059 millones, hasta superar ligeramente el billón de euros. Respecto al ejercicio anterior, aumentó un 4,3%, al sumar 44.197 millones de euros en un año.


Las obligaciones contraídas por las autonomías también contribuyeron al aumento del total en junio, ya que se elevó en 1.493 millones de euros, hasta los 300.061 millones de euros. A nivel interanual aumentó un 2,3%.


Incluso las corporaciones locales, obligadas desde 2013 a la estabilidad presupuestaria, elevaron su endeudamiento en 294 millones en junio respecto al mes anterior, hasta los 26.334 millones, si bien en el último año han recortado su deuda en 3.079 millones, un 10,4% menos.


Por último, la deuda de las administraciones de la Seguridad Social subió un 4% en junio y se situó ya en 48.693 millones de euros, nuevo máximo, mientras que a nivel interanual registró un alza del 39,5%, con 13.805 millones de euros más.


Este repunte de la deuda se debe precisamente a los préstamos que ha concedido el Estado a la Seguridad Social en los últimos años para garantizar el pago de las pensiones. La factura mensual de las pensiones supera actualmente los 9.600 millones de euros, pero en los meses en los que hay paga extra, ésta se duplica.


El Gobierno aprobó el pasado mes de marzo la concesión de un préstamo del Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social por importe de 13.830 millones de euros para pagar las pensiones.


Del total del dinero prestado, la Seguridad Social empleó 7.500 millones de euros para abonar la nómina ordinaria y extraordinaria del pasado mes de junio.


Los 6.330 millones de euros restantes del préstamo concedido para este año se utilizarán para abonar las pagas ordinaria y extraordinaria en el mes de noviembre, de tal modo que la deuda alcanzará los 55.000 millones.

La deuda pública y de la Seguridad Social marcan un nuevo máximo