lunes 20/9/21

Díaz desmiente a Cepyme: «No vamos a prohibir la subcontratación»

La vicepresidenta niega que su reforma laboral acabará con las pequeñas y medianas empresas
Yolanda Díaz, ayer, en la presentación de un plan contra el golpe de calor en el trabajo. EMILIO NARANJO

«El Ministerio de Trabajo en ningún caso va a prohibir la subcontratación en nuestro país». Así de tajante se mostró este lunes la vicepresidenta segunda y ministra del ramo, Yolanda Díaz, durante una rueda de prensa en la que presentó una campaña de la inspección contra los golpes de calor. Era su respuesta a unas declaraciones que realizó el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, en una entrevista al periódico Expansión, en la que denunció que «la reforma laboral que plantea el Gobierno acabaría con la subcontratación y con la pequeña y mediana empresa».

La ministra de Trabajo manifestó su enfado por estas afirmaciones y negó la mayor. «Quiero aprovechar para desmentir afirmaciones que no tienen nada que ver con la realidad. Es imposible trabajar en el siglo XXI sin la colaboración de la subcontratación», precisó Díaz, quien dijo que de lo que están hablando es de la temporalidad en el empleo.

La diputada gallega mostró su «sorpresa» por estas palabras y dijo que eso significa o bien que no se han leído los textos de la propuesta de contrarreforma laboral que ha hecho el Ejecutivo o que tienen un «desconocimiento» sobre la materia. Por eso, pidió al vicepresidente de Cepyme que rectifique: «Le pediría con cariño, con el cariño que le tengo, que seamos rigurosos».

Sin embargo, lejos de desdecirse, desde Cepyme se reafirmaron: la reforma laboral que plantea Yolanda Díaz acabaría con la subcontratación, por lo que desaparecerían cientos de miles de pequeñas y medianas empresas, según manifestaron a este periódico fuentes de la patronal. A su juicio, la propuesta que hace el Ministerio para limitar las actividades de externalización la «obstaculiza al máximo», hasta tal punto de que «eso significa acabar con la subcontratación en España, lo que supone una consecuencia directa para las pymes». ¿Cuáles son esos obstáculos a los que se refiere Cepyme? Uno de los que más preocupa —y que adelantó el mes pasado este periódico— es que la empresa principal deberá asumir las deudas o impagos que tenga la subcontrata, según refleja el borrador de la contrarreforma. Esto es así porque plantea que exista una responsabilidad subsidiaria de la empresa principal en caso de que la actividad desarrollada por la compañía contratista o subcontratista no forme parte del ciclo productivo de la empresa principal, de modo que tendrá que asumir las obligaciones referidas a la Seguridad Social contraídas por las contratistas y subcontratistas durante el periodo de vigencia de la contrata.

Además, para frenar los bajos salarios que suelen operar en estas empresas de externalización de servicios, el Ejecutivo propone que el convenio colectivo de aplicación sea el del sector de la actividad ejecutada en la contrata o subcontrata. Solo podrá aplicar el convenio propio en el caso de que garantice, como mínimo, los mismos derechos que el convenio sectorial que corresponda a la actividad ejecutada en la subcontrata.

Díaz desmiente a Cepyme: «No vamos a prohibir la subcontratación»