lunes 17.02.2020

Dividendos, el maná de la Bolsa

La rentabilidad anual por rentabilidad ha sido del 4,6%, once veces más que la que ofrece
Vista de la pantalla de la Bolsa en Madrid.
Vista de la pantalla de la Bolsa en Madrid.

Casi doce veces más que todos los premios de la Lotería de Navidad es lo que han recibido este año los accionistas de las empresas que cotizan en la Bolsa española por dividendos. Hasta noviembre, la retribución total al accionista alcanzó los 28.232 millones de euros, un 8,9% más que hace un año. Y de ellos, el 96,5%, es decir 27.266 millones, correspondieron a dividendos, un 6,5% más que en el ejercicio anterior. Mucho más que los 2.380 millones que reparte el Gordo de la Lotería y el resto de premios. Con un 4,6% de rentabilidad anual por dividendo (al cierre de octubre, según datos homogéneos de MSCI), la Bolsa española se sitúa en posiciones de liderazgo en este ámbito. En los últimos 32 años la media histórica es de un 4,04%, por encima de las principales bolsas desarrolladas del mundo, según el balance anual de BME. Además, en los últimos 12 años, la ratio nunca ha sido inferior al 4%, según MSCI, lo que supone 144 periodos consecutivos por encima de ese nivel. Precisamente este liderazgo internacional en el pago de dividendos es uno de los atractivos que tiene la Bolsa española ante los inversores extranjeros, asegura el consejero delegado de BME, Javier Hernani. De hecho, el 48% de las acciones de empresas cotizadas españolas está en manos de extranjeros --con datos a cierre de 2018-, cuando hace poco más de una década era sólo el 34%.

Son más de 138 las sociedades cotizadas en algún mercado de Renta Variable de BME que han repartido dividendo este año. De ellas, 88 cotizan en la Bolsa (cuatro son socimi, es decir, sociedades de inversión inmobiliaria) y las restantes 50 están en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) --que es para pequeñas y medianas empresas-, de las que 35 son socimi.

Bajos tipos de interés

Y muchas de ellas han ofrecido una remuneración significativa en estos tiempos de muy bajos tipos de interés: 52 valores cotizados en Bolsa, de los 85 que están incluidos en alguno de los tres índices Ibex principales, han dado este año una rentabilidad anual por dividendo superior a la que ofrece la deuda pública; en concreto, el bono español a diez años, que es el 0,43%. De esas 52 empresas, 23 han pagado una rentabilidad superior al 4% y 16 están por encima del 5%. La rentabilidad anual por dividendo registrada del 4,6% es casi once veces la proporcionada por el bono español a 10 años, aunque a la hora de decidir la inversión también hay que tener en cuenta el factor riesgo, que es mucho mayor en la Bolsa. Casi medio billón En los 19 años transcurridos de este siglo, los dividendos repartidos por las cotizadas españolas superan los 452.240 millones de euros, una cifra que equivale al 66% del valor actual de mercado de todas las sociedades cotizadas. Desde 2007 hasta la fecha, el reparto anual de dividendos nunca ha bajado de los 23.000 millones de euros y en los últimos cuatro años siempre ha superado los 27.000 millones.

El dividendo es una forma de retribuir al accionista, que suele ser más estable que la mera cotización. Aunque a la hora de calcular la rentabilidad obtenida es imprescindible tener en cuenta también la evolución de la cotización.

No obstante, los índices que incorporan dividendos han vuelto a mostrar un comportamiento más positivo que los que sólo recogen la evolución de los precios de la acción. En noviembre de este año (últimos datos recogidos en el informe de BME), el Ibex con dividendos registraba un rendimiento anual del 13,59%, lo que supone 4,08 puntos porcentuales por encima de la rentabilidad del 9,5% del Ibex 35. Y si se compara el rendimiento acumulado desde los mínimos de la crisis de 2012, el Ibex 35 ha crecido un 57% y el Ibex con dividendos ha subido un 113,46%. De hecho, el Ibex con dividendos es el único índice de la bolsa española que crece respecto a su máximo histórico anterior a la crisis financiera (un 6,31%); aunque el índice que más se ha revalorizado desde los mínimos de 2012 es el Ibex Small Cap, que ha crecido un 122,83%.

Investigación y tecnología

En este año, los subsectores que más se han revalorizado son los relacionados con la investigación y las nuevas tecnologías. Así, Energías Renovables ha subido un 56,1%; Aeroespacial, un 59%, y Productos Farmacéuticos y Biotecnología, un 36,1%. Por el contrario, los mayores descensos bursátiles se han registrado en el sector financiero (-6,5%), donde los bancos llevan acumulada una pérdida de cotización hasta noviembre del 8%, y en las empresas inmobiliarias, que han bajado un 12,1%, por el temor de los inversores a un cambio de ciclo en el sector inmobiliario. (((DESPIECE))) Los últimos pagos del ejercicio Madrid, 29 dic. (COLPISA, A. Estrada) La última semana del año concentra un gran número de pagos por dividendo. BME abona hoy, lunes 30 de diciembre, 0,6 euros por acción como segundo dividendo a cuenta de los resultados de este año. Bankinter, Prosegur Cash, Sabadell, Mapfre han efectuado pagos la semana pasada y el próximo 2 de enero lo hará Endesa (0,7 euros por acción) y el grupo Faes (0,142 euros brutos por acción). Después de Reyes será el turno para los accionistas de Red Eléctrica (0,2727 euros por acción para los que las tuvieran en su poder el 2 de enero). Repsol, que sigue abonada al scrip dividend, pagará el 9 de enero 0,4240 euros por acción para los que elijan cobrar en efectivo. Modalidades de retribución Las empresas pueden optar por abonar el dividendo en forma de acciones, lo que se conoce como ‘scrip’, o en efectivo.

El scrip dividend fue muy utilizado por las empresas durante la crisis porque así podían utilizar la liquidez no repartida en otras necesidades, como hicieron los bancos para recapitalizarse. Este año, el dividendo satisfecho en acciones hasta noviembre representa el 12% del total de dividendos distribuidos y ha sido un 5% inferior al del mismo periodo del ejercicio anterior. Sólo ocho empresas lo han utilizado. El Banco Santander personifica el cambio, ya que este año no ha realizado ningún pago en acciones: sólo hará dos pagos por ejercicio, en lugar de los cuatro habituales, y ambos en efectivo.

Dividendos, el maná de la Bolsa