miércoles 8/12/21

El nuevo paquete de medidas que el Consejo de Ministros aprobó este martes para amortiguar la espiral de precios de la luz incluye un incremento sustancial de los descuentos que disfrutan los hogares acogidos al bono social. En concreto la modalidad más extendida, la de consumidores vulnerables, que es hasta ahora suponía una rebaja del 25 % en la parte de consumo del recibo, se elevará hasta el 60% con lo que casi triplica la descuento.

Por otra parte en el caso de los consumidores vulnerables severos pasarán de tener un descuento del 40% a disfrutar de una rebaja que llegará al 75% en esa parte de consumo del recibo vinculado al gasto real de luz que realiza cada hogar. Estas novedades estarán en vigor hasta el 31 de marzo de 2022 según apuntan fuentes gubernamentales en lo que debería servir para amortiguar la subida de la luz durante los meses de invierno en los que se espera que continúe la tendencia actual de los mercados energéticos.

Presupuesto duplicado

Además, el Ejecutivo ha duplicado el presupuesto para el bono social térmico durante este 2021, alcanzando los 202,5 millones de euros, y la ayuda mínima se incrementa desde 25 euros a 35 euros por consumidor vulnerable. El límite máximo se mantiene en los 124 euros, dependiendo de la zona en la que se resida. De forma adicional, se ha puesto en marcha un cheque de 90 euros por hogar (será remitido por las comunidades autonómas) para cubrir las necesidades de calefacción de los consumidores vulnerables que ya se acogen al llamado bono social térmico. Se trata de un cheque que amplía las ayudas que ya reciben estos consumidores vulnerables por medio del bono social térmico, ante la subida de la electricidad y del gas que se lleva registrando desde hace meses. Estará disponible a partir de diciembre, según ha anticipado Ribera. El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ya anuncio el domingo que el decreto de este martes incluiría esta ampliación de las ayudas a los sectores más vulnerables afectados por la subida de la luz. Se trata de una iniciativa que la propia Unión Europea le ha instado a realizar ante la negativa de Bruselas a modificar el funcionamiento del mercado marginalista en el ámbito comunitario.

El bono social es un descuento en la parte variable del consumo del recibo al que se encuentran acogidos más de 1,3 millones de hogares en toda España. Para acceder a esta ventaja es necesario cumplir con unos requisitos de ingresos máximos por familia así como determinada tipo de situaciones socioeconómicas.

El Ejecutivo amplía los descuentos del bono social para hogares vulnerables
Comentarios