jueves 4/3/21

Elevar el SMI a los 1.000 euros destruiría hasta 135.000 empleos

La mitad de los puestos se concentra en hostelería y comercio, los sectores más golpeados
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, con Antonio Garimendi, presidente de la Ceoe. KIKO HUESCA

Subir el salario mínimo el próximo año hasta los 1.000 euros tendría un impacto negativo sobre el empleo estimado entre 85.000 y 135.000 puestos de trabajo en 2021 y 2022, incluyendo tanto los empleos destruidos como los no creados como consecuencia del encarecimiento salarial, según un informe publicado este lunes por la patronal de las pymes Cepyme y Randstad Research. Más de la mitad de esta destrucción de empleo (hasta un 52 %) se concentraría en los sectores de hostelería y comercio, precisamente los más dañados por la crisis de la covid-19, que han destruido varios cientos de miles de empleos y tienen en riesgo decenas de miles adicionales (tanto por Erte aún en vigor como fuera de ellos), con especial incidencia en las pymes.

Pero no solo eso, sino que además las consecuencias de este incremento incidirán especialmente en los jóvenes y en los trabajadores con menor cualificación, «para los que será más difícil encontrar empleo o conservar el que tienen», según precisa el informe. Un aumento del 5’3% del SMI para 2021 supondría un incremento acumulado de más del 52’6% en cinco años, según señala el estudio, que pone de relieve que España es el tercer país de Europa con mayor subida del SMI acumulada -ajustado por paridad de poder adquisitivo- entre 2016 y 2020: un 43’1%, porcentaje que solo superan Rumanía y Lituania.

Desde Cepyme llaman la atención de que esta subida del SMI se plantea en un momento muy complicado para la economía española y en una situación extremadamente crítica para muchas empresas, especialmente las pymes. Es más, el año 2020 puede cerrar con una pérdida de más de un millón de empleos, entre la caída de la afiliación y los empleos que aún están en Erte.

En concreto, en el último año las afiliaciones descendieron en 355.000, el 1,83% del empleo total, pasando de los 19.376.878 afiliados a 30 de noviembre de 2019 a los 19.022.002.

Elevar el SMI a los 1.000 euros destruiría hasta 135.000 empleos
Comentarios