jueves 4/3/21

Empeoran las previsiones de la Autoridad Fiscal con un desplome del 12,4% del PIB

Las malas previsiones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) del pasado mes de mayo se empeoran ahora aún más. En su actualización de datos presentada ayer la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, destacó que la caída del PIB nacional este año será del -10,1% en el mejor de los escenarios, pero que este desplome podría llegar al -12,4% si hay un rebrote, frente al -8,9% y -11,7% estimado previamente. Esta revisión a la baja está en línea con otras instituciones y se debe a la mayor contracción del PIB estimada para el segundo trimestre del año. Ello se debe a la evolución «muy adversa» de algunas actividades de elevada estructura productiva en España, como el turismo y la hostelería, «que continúan afectadas de forma muy negativa por las medidas de distanciamiento social». «Es innegable que lo peor ha pasado ya, pero los indicadores de actividad son muy inferiores aún a los normales», explicó. En 2021, la AIReF espera una recuperación «incompleta y moderada» por la persistencia de las medidas de distanciamiento social, la temporalidad del empleo y una demografía empresarial con una mayor participación de pequeñas y medianas empresas más vulnerables a las dificultades de financiación. Así, revisan al alza el crecimiento del PIB al 5,2% y 5,8% en los dos escenarios, frente al 4,6% y 5,8% de la estimación de mayo. Ello se debe a la extensión de los ERTE, que mejorará la situación del empleo y hará que el consumo privado también mejore. Las medidas aumentan el déficit público En materia presupuestaria, la AIReF estima un déficit de las administraciones públicas para 2020 del 11,9%, que podría alcanzar el 14,4% en el escenario más adverso. Respecto al informe anterior, la AIReF ha incrementado su estimación por las nuevas medidas aprobadas, y, en menor cuantía, por la revisión de las previsiones macroeconómicas. Estas medidas adoptadas por el Gobierno han supuesto un incremento del déficit este año de entre 4,1 y 4,9 puntos del PIB. En total, el gasto por las medidas paliativas ante la crisis supondrá para las administraciones 54.000 millones de euros en un escenario adverso. Por un lado, la Administración central tendrá un gasto de 3.328 millones de euros sobre todo por las medidas fiscales. Quien más aumentará el gasto es la Seguridad Social, donde la estimación de la AIReF apunta a más de 36.500 millones de euros, motivado sobre todo por los 25.000 millones destinados a los Erte y prestaciones por desempleo.

Las comunidades autónomas, por su parte, elevarán su gasto a los 11.300 millones de euros, sobre todo por el aumento de los costes sanitarios. Y las corporaciones locales tendrán un gasto de casi 2.800 millones. En cuanto a la deuda pública, la previsión de la AIReF empeora hasta situarla en un rango entre el 117,6% y el 123,2% del PIB este año, dependiendo de si hay rebrote de la pandemia o no.

Empeoran las previsiones de la Autoridad Fiscal con un desplome del 12,4% del PIB
Comentarios